Conducir a la velocidad adecuada para ahorrar el máximo combustible posible.

¿Y cuál es ese velocidad? Más allá del tipo de conducción que realices, las características del vehículo y de lo bien cuidadas que estén ciertas piezas del mismo que ayudan al mejor funcionamiento.

Esa velocidad son los 90km/h, insuficiente para algunos de los usuarios que se atreven a contradecir dicha afirmación por las consecuencias que podría suponer en otros conductores que no apostaran por ahorrar combustible, pero la correcta para Tráfico, que considera que “además de razones de seguridad, también hay otras de consumo para no conducir a más velocidad de la debida. El consumo ideal de combustible se da a 90 km/h”.

Entérate más:  Consideran deberían prohibir que familiares enseñen a conducir a sus parientes