La historia de Felipe Espinosa Tecuapetla es inspiradora y demuestra que nunca es tarde para estudiar y cumplir los anhelos del corazón. Logró terminar su carrera universitaria a los 84 años de edad y su mérito ha sido reconocido por un país entero.

Felipe Espinosa presentó su exámen de admisión en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) a los 79 años de edad y fue aceptado. En agosto de 2016 comenzó a estudiar la licenciatura de Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial y cinco años después cumplió su gran sueño.

El pasado 6 de septiembre, Don Felipe Espinosa recibió sus fotos de graduación en las que se aprecia posando orgulloso con toga y birrete junto a sus compañeros de la primera generación de ingenieros en Procesos y Gestión Industrial de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

De inmediato, las imágenes del abuelito recién egresado se hicieron virales y recibió miles de felicitaciones y mensajes de aliento de usuarios de diferentes rincones del país reconociendo su dedicación y perseverancia que le augura un futuro brillante y prometedor.

Indica el portal Soy Carmin que el abuelito asistió al Campus de San José Chiapa durante cinco décadas, cursó diez semestres, consiguió prestada una computadora y tuvo que aprender a manejar la tecnología para entregar sus trabajos escolares. Jamás faltó a una clase, cargaba sus útiles en un costal, mantuvo un promedio superior a 8.5, fue un alumno ejemplar y se ganó el cariño de sus compañeros y maestros.

Entérate más:  Baby shower deja tres heridos tras disputa por los regalos en EE.UU.

“Le pedía a Dios que me permitiera vivir para cumplir mi sueño de terminar mi carrera universitaria”, expresó.

Nació en la ciudad de Puebla, es viudo y padre de cinco hijos, uno de ellos ingeniero. Desde el fallecimiento de su amada esposo vive solo y antes de ser estudiante se ganaba la vida como comerciante vendiendo chiles, cebollas, limones y tomates en Tepeaca, Cholula y la Central de Abastos.

Don Felipe Espinosa trabajó gran parte de su vida como campesino surcando los campos de cultivo bajo los inclementes rayos de sol, también fue obrero en una fábrica e ingresó al Ejército Méxicano en 1962.

El rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Alfonso Esparza Ortiz, dedicó una emotiva felicitación al egresado octogenario a través de sus redes sociales resaltando que después de tanto esfuerzo, sacrificios y disciplina finalmente su gran sueño se hizo realidad.