Tal como si fuera una casa de una casa del terror, sumergida entre hongos, puertas rotas, abanicos en mal estado, paredes con humedad y sin pintar, entre otros males se encuentra
la antigua Escuela de Ciegos que luego cambió para ser llamada Escuela para estudiantes con Sordoceguera y discapacidad Múltiple.



En medio de esta espantoso desastre se pretende iniciar el año escolar en el plantel ubicado en la zona Universitaria de Santo Domingo, Manuel Concepción miembro de la asociación de padres de la escuela, informa que llevan más de cinco años pidiendo la reparación del recinto, pero que desde el MINERD no da respuesta.

Entérate más:  Tras robo millonario, atracadores tratan de abandonar el país en yola