Un hombre acusado por narcotráfico y arrestado a principios de mes en un amplio operativo policial en República Dominicana fue extraditado este lunes a Puerto Rico, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La extradición de Juan de la Cruz Morales después de haber sido detenido en la llamada Operación Falcón, con más de 80 allanamientos en Santo Domingo y otras regiones, «es un reflejo de años de colaboración y cooperación del Departamento de Justicia y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley», comentó Stephen Muldrow, fiscal federal para el Distrito de Puerto Rico, en un comunicado del Departamento de Justicia.



«Gracias a las autoridades de República Dominicana por sus esfuerzos para facilitar esta extradición para que el imputado rinda cuentas y enfrente la justicia», agregó.

«La extradición de hoy es un buen ejemplo de la colaboración bilateral» en «la lucha contra el narcotráfico», publicó en Twitter la embajada estadounidense en el país caribeño.

Entérate más:  Hipólito pide detener nepotismo Gobierno


Juan de la Cruz Morales es señalado por las autoridades como jefe de operaciones de una red que traficaba hacia Estados Unidos, Puerto Rico y Europa unos 2.500 kilogramos de cocaína semanales desde 2012.



Su extradición fue autorizada la semana pasada por el presidente de República Dominicana, Luis Abinader, luego de que el acusado aceptara ante la Corte Suprema de Justicia ser entregado a las autoridades estadounidenses para responder por los cargos que se le imputan, según el decreto de extradición.

En Puerto Rico –un territorio de Estados Unidos en el Caribe–, el acusado enfrentará siete cargos por narcotráfico y podría ser sentenciado a cadena perpetua, de acuerdo con el Departamento de Justicia estadounidense.

Es el primer extraditado entre los detenidos de la Operación Falcón, lanzada a principios de mes por las autoridades dominicanas con el apoyo de la Administración de Control de Drogas (DEA).

Otras 27 personas también han sido arrestadas y serán procesadas por la justicia dominicana por su presunta implicación en esta red, incluido un funcionario suspendido por Abinader horas después de que se conociera su apresamiento.

Entérate más:  Magnate del agua embotellada es el hombre más rico de China

En este caso, el Ministerio Público dominicano investiga por narcotráfico y lavado de dinero a tres parlamentarios: Nelson Rafael Marmolejos Gil, de la provincia de Santiago (norte); Héctor Darío Féliz Féliz, de Pedernales (suroeste); y Faustina Guerrero Cabrera, de El Seibo (este).

El supuesto líder de la red, Erick Randhiel Mosquea Polanco, descrito por la Fiscalía como «un poderoso y temido narcotraficante internacional», está prófugo.