Dos de los tres fiscales que renunciaron este lunes a sus cargos en el distrito judicial de Santiago lo hicieron para dedicarse a actividades personales.

Así lo informaron a Diario Libre, Félix Payano y Yorky Almonte, quienes aseguraron, por separado, que ese es el motivo de sus dimisiones.



Payano contó que tiene planeado residir, junto a su familia, en los Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

“Ese es el motivo de mi renuncia”, aseguró el exfuncionario judicial.



Almonte dijo que se dedicará a la comercialización de electrodomésticos, así como a ejercer el derecho para poder mantener dignamente a su familia.



Indicó que con el salario que percibe en el Ministerio Público no le alcanza para cubrir las necesidades básicas. Yorky Almonte comenzó a trabajar en la Fiscalía como archivista en el 2005. Luego estudió leyes y con el tiempo fue ascendido, llegando a laborar en distintos departamentos.

Las renuncias de Payano y Almonte se produjeron el pasado fin de semana junto a la de Miguel Berroa.

Entérate más:  Niña muere por disparo en disputa por puntos de droga

Al ser preguntado sobre esas dimisiones, el fiscal titular de Santiago, Osvaldo Bonilla, descartó que su salida vaya a afectar los servicios que presta su gestión a la ciudadanía.

“Ciertamente, a final de la semana pasada, recibimos cartas de tres fiscales que han puesto renuncia, y lo único que puedo decir es que el representante del Ministerio Público que no comparta el estilo de trabajo, que está basado en el buen servicio al usuario, en la transparencia, está en el deber de irse a donde entienda que tiene un mejor norte”, dijo Bonilla.

Aseguró que la fiscalía sigue contando con un equipo de fiscales fuertes y preparados para seguir enfrentando la criminalidad.