El presidente de la Comisión Permanente de Medios de Comunicación de la República Dominicana, diputado Elpidio Báez (PLD) manifestó que la vulgaridad que hay en los medios de comunicación de la República Dominicana afecta la imagen del país debido a que tanto artistas como comunicadores se dedican a promover antivalores.

Indicó que los diputados están preocupación de los legisladores con el tema de la vulgaridad, la alabanza al lesbianismo, la homosexualidad, a la violencia y a las letras tóxicas de canciones, que se según dijo, se han hecho muy populares entre niñas, niños y adolescentes.



“Tu no puedes tener a personas promoviendo la homosexualidad a través de la música, promoviendo el lesbianismo, promoviendo el consumo de drogas ilegales, promoviendo la violencia, promoviendo prácticas que son totalmente contrarias a la familia sana, nosotros debemos promover familias sanas, con educación sexual, con orientación y con temor a Dios, pero lo que se está produciendo es totalmente lo contrario», indicó el legislador entrevistado por el periodista Moisés González del periódico digital Despertar Nacional.

Entérate más:  Esterilizan 24 hipopótamos en Colombia, legado insólito de Pablo Escobar


Sostuvo que los legisladores no se pueden quedar de brazos cruzados ante tal “agresión creciente” que afecta a las familias y la imagen del país.
Letras totalmente tóxicas
“Hay una agresión a la sociedad dominicana, se están difundiendo letras que son totalmente tóxicas, hay una alabanza, a los vicios, a la violencia, al mal gusto, entonces, nosotros entendemos que ante esa avalancha de temas que invitan y que promueven los activadores en la sociedad, nosotros como cuerpo legislativo, tenemos que responder y defender el interés general”, manifestó el presidente de la Comisión Permanente de Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados, Elpidio Báez.



Denuncia algunos artistas promueven antivalores.

El diputado Elpidio Báez dijo que no es posible que la sociedad pase por desapercibido, el hecho de que hay artistas que escriben canciones que en lugar de invitar a los niños a reforzar sus valores lo que están es promoviendo los antivalores.

Asimismo, dijo que hay personas que utilizan los medios de comunicación para estar llenándolos de palabra y de expresiones que son afrentosas y que son contrarias a la educación de calidad que deben recibir nuestros hijos.

Entérate más:  "El juego del calamar" causa furor en China pese a no estar disponible

Dijo que están consultando a todos los sectores para crear mecanismos para contener el avance de esas expresiones que son verdaderamente dañinas para el crecimiento de nuestros niños.

Adopae se pronuncia contra vulgaridad en la lírica musical, pero sin censura

La Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (ADOPAE) consideró que mientras la sociedad dominicana se alarma por el contenido soez en la música y los medios, en los últimos cinco años ha disminuido de manera sostenida las partidas del Ministerio de Cultura.

La revelación la hizo ante la Comisión Permanente de Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados, durante una comparecencia en la que la entidad fijó posición sobre la vulgaridad en la música urbana, redes sociales y los medios de comunicación.

“La inversión del Estado en el sector cultural es exigua, menos del 0,03% del PIB, y se estima que más del 70% del presupuesto anual se va en nóminas y compromisos burocráticos del Ministerio de Cultura”, sostuvo.

Entérate más:  Ana Cecilia Morun Solano toma posesión como nueva presidenta ejecutiva del Conani

ADOPAE cuestiona que el presupuesto del Ministerio de Cultura esté concentrado, en un elevado porcentaje en el Distrito Nacional, con poco apoyo a las academias, escuelas y agrupaciones artística, debido a que no se definen las prioridades. Indicó que lo que se invierte, se hace principalmente en eventos en salas a la que solo tiene acceso una élite de esta demarcación.

La entidad que preside el periodista Severo Rivera cuestionó el hecho de que cada año, el Ministerio de Cultura ha recibido una reducción de 300 millones de pesos durante el último quinquenio. Este año ha sido de 400 millones, lo que consideran como nocivo, mientras abundan las quejas por la degradación del contenido cultural.