Minerva Mirabal y Thelma Benedicto fueron dos entrañables amigas que compartieron gratos momentos de juventud.

Thelma Benedicto era hija del matrimonio entre Tomás Benedicto Alix y Delia Guzmán Espinal, oriunda de San José de las Matas.



Minerva Mirabal Reyes fue la segunda hija del matrimonio de don Enrique Mirabal y Mercedes Reyes radicado en el paraje Ojo de Agua, Conuco, de la entonces provincia Salcedo, Patria fue la hija mayor y María Teresa, la menor del matrimonio.

Durante el segundo lustro de la década del 40, brotaban a la vista diversas expresiones del nivel social de la burguesía rural en el país y específicamente en productivas provincias cibaeñas como Santiago, Moca y Salcedo.



Las estancias rurales de las familias de dicho sector social mostraban rasgos comunes en su arquitectura y la jardinería de su entorno. La “entrada” a partir de la carretera o del camino vecino mostraba terrenos forrados de una verde grama, frondosos árboles y un “trillo” bordeado de coralillo, planta cultivada con una gama de formas, en un ambiente de espaciosas enramadas y cocinas separadas de la casa.

Entérate más:  Apresan mujer implicada en estafa piramidal por más de 100 millones de pesos


Las hijas de las familias acomodadas eran enviadas al internado del colegio Inmaculada Concepción de La Vega y al Corazón de Jesús en Santiago, (ambos dirigidos por monjas católicas) con los estándares y el “glamour” del capitalino colegio Santo Domingo. Minerva Mirabal y Thelma Benedicto se conocen por mediación de Olga Fernández, quien después se convirtiera en esposa de Luis Noboa, alto ejecutivo de la casa Bermúdez.

Con Información de Listin Diario El Baul Dominicano