El debate sobre disminuir o mantener la pena de 10 a 20 años en el Código Penal como sanción a las relaciones sexuales no consentidas, aun sean pareja, provocó la reacción del pastor Ezequiel Molina, quien dice que lo que quieren es “destruir a la familia”.

El religioso lo atribuye a los grupos que están enojados porque no se ha aprobado el aborto en el país.



“¿VIOLACIÓN de qué? Si después de un disgusto el ESPOSO por detrás abraza a su esposa y ella lo acusa, la pena será de 10 a 20 años según el Código que quieren los de izquierda enojados e inconformes con que no se aprobara el aborto. La idea está clara: DESTRUIR a la familia”, escribió en Twitter el líder de la Batalla de la Fe.

Indica el Listin Diario que este jueves se pronunció también la titular de la dirección general de persecución Yeni Berenice Reynoso, quien dijo que la disminución de pena en estos casos no admite una “discusión razonable”, al definir la violación como penetrar a una persona sin consentimiento.

Entérate más:  Cuando no te toca... ni que te pongas


“Violación es un acto de penetración a una persona sin su consentimiento. Atenuar o eximir la configuración del tipo por la condición de pareja de la víctima no admite una discusión mínimamente razonable”, escribió Reynoso en la misma red social.



Este miércoles la comisión bicameral que estudia el proyecto del Código Penal decidió mantener la tipificación penal como relaciones sexuales no consentidas entre pareja y sancionarlas como una violación con una pena de 10 a 20 y no disminuirla como proponían algunos legisladores.