El Senado italiano bloqueó el miércoles un proyecto de ley contra la homofobia, al que los partidos de derecha y el Vaticano se opusieron ferozmente.

La llamada Ley +Zan+ –nombre del diputado Alessandro Zan del Partido Demócrata (PD, centroizquierda)– pretende castigar los actos de discriminación e incitación a la violencia contra gays, lesbianas, transexuales y personas con discapacidad.



Pero en una votación secreta convocada por los partidos de extrema derecha de la Liga y de Fratelli d’Italia (FDI), la Cámara Alta impidió por 154 votos contra 131 bloqueó la iniciativa que había sido aprobada por la Cámara de Diputados en noviembre de 2020.

Este proyecto de ley, en una nueva versión, no podrá presentarse al Senado hasta dentro de seis meses, según las normas parlamentarias italianas.



El bloqueo de este proyecto es «una página negra para la democracia y los derechos. El Senado decidió mantenerse alejado de las exigencias reales» del país, destacó Zan.

Entérate más:  Meteorología prevé lluvias y tormentas eléctricas este jueves


Los detractores de la ley consideran que puede poner en peligro la libertad de expresión y que abriría la vía a la propaganda homosexual en las escuelas, argumentos rechazados por Zan.

En Italia, país tradicionalmente católico que acoge también en su territorio al Vaticano, la legislación sobre las cuestiones LGTB (lesbianas, gays, transgénero y bisexuales) es especialmente sensible.

Sin embargo, según una encuesta realizada en julio, la ley gozaría de 62% de apoyo entre la población.