Los bancos españoles BBVA, Santander, CaixaBank y Sabadell volvieron en el tercer trimestre del año a beneficios parecidos a los de hace un par de años, tras dejar un poco más atrás pandemias, fusiones y reestructuraciones.

En el caso del Santander, primer banco español por activos en el mundo, y el Sabadell, el buen desempeño de sus divisiones británicas jugaron un papel determinante, mientras que las cuentas del BBVA (segundo) superaron los costes de la supresión de casi 3.000 puestos de trabajo y CaixaBank (tercero) los de su fusión con Bankia.



BBVA fue la entidad que superó más las expectativas, anunciando este viernes unos beneficios de 1.400 millones de euros (1.630 millones de dólares) en el tercer trimestre, una cifra que duplica la del segundo.

Estos beneficios son superiores a la media de 1.070 millones de euros (1.245 millones de dólares) de las expectativas de los analistas consultados por el suministrador de información financiera Factset.



En lo que va de año, el beneficio atribuido del BBVA es de 3.311 millones de euros (3.850 millones de dólares), más del doble de los 1.305 millones de euros (1.518 millones de dólares) de todo 2020.

Entérate más:  Los chinos encuentran maneras de saltarse la censura en el caso Peng Shuai


«En el tercer trimestre de 2021 nuestros resultados han avanzado de forma extraordinaria (…) gracias al buen comportamiento de los ingresos recurrentes y a la mejora de los indicadores de riesgo», dijo el consejero delegado de BBVA, Onur Genç.

Genç anunció que «el Banco Central Europeo ha autorizado la recompra de hasta el 10% de nuestras acciones por un importe máximo de 3.500 millones de euros (4.072 millones de dólares), una de las mayores [operaciones de este tipo] de Europa hasta la fecha»

Estas recompras permiten a las empresas aumentar el valor de sus acciones porque éstas son luego retiradas y el valor de la empresa se reparte entre menos títulos.

– Santander, cerca de los objetivos 2021 –

Por su parte, el Santander anunció el miércoles un beneficio neto de 2.170 millones de euros (2.500 millones de dólares) en el tercer trimestre, en alza del 24% respecto al mismo período de 2020.

Entérate más:  El Ministerio Público obtiene orden de arresto contra dos hombres por muertes de dos gatos

En los nueve primeros meses de este año, el Santander obtuvo beneficios de 5.849 millones de euros (6.780 millones de dólares), contra una pérdida de cerca de 9.000 millones de euros (más de 10.000 millones de dólares) en el mismo periodo de 2020, ligada a las consecuencias de la pandemia del covid-19.

«Vamos por buen camino para superar significativamente nuestros objetivos de rentabilidad para 2021», manifestó Ana Botín, presidenta de la entidad.

Incluso CaixaBank, que no tuvo un mal 2020 en comparación con sus competidores, acumula en los nueve primeros meses del año unos beneficios netos de 2.000 millones de euros (2.330 millones de dólares), un 60% más que en el curso anterior.

La entidad anunció este viernes que en el tercer trimestre registró un beneficio de 744 millones de euros (865 millones de dólares), un aumento del 33% respecto a la cifra del mismo periodo de 2020.

La fusión en marzo entre CaixaBank y Bankia dio lugar al primer banco español en términos de activos nacionales, aunque el Banco Santander y del BBVA siguen estando por delante en presencia internacional, pero se tradujo en un plan de despidos de 6.500 personas.

Entérate más:  Bajan precio de las gasolinas; el GLP sube RD$2: 00

El banco gastó 1.800 millones de euros (2.094 millones de dólares) para financiar esta supresión de empleos, y esto afectó notablemente a los resultados del segundo trimestre, que se saldó con una pérdida neta de 605 millones de euros (703 millones de dólares).

Finalmente, Sabadell, aunque inmerso en un plan de reestructuración que se traducirá en 1.700 despidos, anunció un aumento de los beneficios netos de 82,4% en los primeros nueve meses de 2021 (370 millones de euros, 430 millones de dólares) gracias al desempeño de su filial británica TSB.