La reina Isabel II se encuentra en «muy buena forma», aseguró este sábado el primer ministro británico Boris Johnson, después que los médicos de la monarca de 95 años le recomendaran reposo durante al menos dos semanas más.

«Hablé con su majestad y está en muy buena forma», dijo Johnson a la cadena Channel 4 en Roma, donde participa en una cumbre de líderes del G20, las 20 principales economías del planeta.



Tras unas primeras semanas de octubre con una agenda apretada, Isabel II, la soberana más longeva aún en el trono, pasó una noche en un hospital hace diez días.

Con todo, según precisó el viernes el Palacio de Buckingham, continuará realizando «tareas ligeras», como audiencias por videoconferencia.



Bajo recomendación de los médicos, anuló sin embargo dos viajes: uno a Irlanda del Norte y otro a Glasgow para participar, la semana que viene, en la cumbre del clima de la ONU.

Entérate más:  Meteorología pre chusbascos dispersos esta tarde


La reina «lamenta» tener que renunciar a participar en el festival del recuerdo, el 13 de noviembre, que rinde homenaje a los soldados británicos y de la Commonwealth, indicó el Palacio.

Pero «mantiene la firme intención» de presenciar el acontecimiento que marca el domingo del recuerdo, un día después, en torno al Cenotafio, en Londres, precisó la institución.

No se aportaron más detalles sobre su estado de salud ni sobre las pruebas que se hizo durante su breve ingreso hospitalario.

Los médicos le ordenaron reposo el 20 de octubre, al día siguiente de una recepción en el castillo de Windsor, donde se la vio charlando con el primer ministro, Boris Johnson, y con el empresario estadounidense Bill Gates.

Durante los últimos días, participó en algunos actos por videoconferencia desde el castillo de Windsor, cerca de Londres, como la entrega de la medalla de oro de poesía al poeta inglés David Constantine, en que se la veía sonriente en un breve video, el jueves.