Mientras unos arriesgan sus vidas en una labor altruista (bomberos), mal paga, sin importar las condiciones emocionales, económicas y de entorno, otros tienen la ventaja de ser cuidados por esos, pero recibiendo altas sumas de salarios, privilegios, exoneraciones, bonificaciones, entre otros placeres económicos que les brinda la posición de ser legisladores.

Los bomberos

Tal es el caso de los tres bomberos que perdieron la vida en la ciudad de La Vega al tratar de sofocar un incendio que afectaba una empresa de la localidad, lo común entre los fallecidos Olvis de Jesús Farías, Juan María Concepción y José Luis Mojica, además de ocupar el cargo de Raso, lo era el salario de apenas RD$5,000.00 según registra el Ayuntamiento Municipal de La Vega en nomina del mes de septiembre del 2021.

Bomberos, recibiendo salarios que van desde cero, RD$5,000 y hasta apenas RD$7,000, la mayoría de estos hombres y mujeres se disponen cada día en arriesgar sus vidas para salvar de los muchos otros, y por igual evitar que los incendios afecten a otro sin numero de personas cercanas a los siniestros.

Entérate más:  Incorporan búsqueda de explosivos a vehículos que se acerquen a actos de Abinader


Carentes de seguro de vida y de servicios de salud, de privilegios al momento de solicitar préstamos para obtener viviendas, vehículos o alimentos, así es la cara de la moneda del lado de los hombres y mujeres del fuego, de los bomberos, sin privilegios, incluso agotando horarios de trabajo sobre las 72 horas en una semana.

Utilizando camiones que en muchas ocasiones se quedan por combustibles, caminando kilómetros para llegar a sus hogares, ese es el contraste de quienes se dedican a salvar vidas en República Dominicana.



Los legisladores
Sin embargo, la otra cara de la moneda, presenta un cuerpo legislativo desde la Cámara de Diputados hasta el Senado de la República, con altos privilegios, bonificaciones, exquisitos salarios, entre otros regalos por una labor que en tiempo, dedicación y peligro queda por debajo de los bomberos.



El salario de un Diputado ronda los RD$175,454.65, a esto se le suman los recursos para gastos de representación por un valor de RD$35,094.93 y un aproximado de dieta de RD$45,000.00, superando los 250 mil pesos por cada mes en sesiones de trabajo que quedan por debajo de un agente del cuerpo de bomberos. La información puede ser verificada en el portal web de la entidad.

Entérate más:  Muere el reconocido narco dominicano El Gringo

Mientras que el salario de un Senador ronda los RD$320,000.00, a los que se suman otros beneficios de RD$50,000 para gastos de representación, otros RD$50,000 de viáticos dietas, y como si fuera poco reciben RD$3,500 por cada sesión a la que asistan. Según se puede recoger en el portal web de la entidad.

Ambos órganos legislativos les entregan a sus miembros dos exoneraciones con las cuales pueden traer vehículos de lujos y otros, en su mayoría las venden a terceros, produciendo así un gasto en perjuicio del Estado Dominicano.

Cada órgano legislativo entrega además recursos para combustibles, bonificaciones en fechas especiales como las madres, navidad, día de los reyes y hasta para las habichuelas con dulce de Semana Santa.

A todo esto se le suma el uso irregular de los fondos especiales mejor conocidos como «barrilito», que en un programa de investigación reciente se presentó que son utilizados para el pago de fianzas, vinos caros, decoración y estafas, todo lo contrario a lo que indica la norma.

Entérate más:  Deliveries venezolanos denuncian “cacería” por parte de Digesett

 

Con información de Hoy Digital.