El presidente de la República, Luis Abinader, destituyó este lunes a la gobernadora de Samaná, Elsa Argentina de León Abreu mediante el decreto 704-21.

El artículo uno de la norma presidencial indica que se deroga el artículo 18 del decreto 340-21 del 16 de agosto de 2020, mediante el cual la nombró en el cargo.



Su destitución ocurre un día después de que expresara que ella misma “haría una fiesta” por cada persona que muriera del COVID-19 que no se hubiera vacunado.

El video con sus palabras circuló en las redes sociales y se convirtió en tendencia.



“Yo soy de la que digo que, por cada muerto, de ahora en adelante, de Covid, que no se haya vacunado, voy a hacer una fiesta”, fueron sus palabras.



El decreto emitido por el mandatario no indica quién sustituirá en el cargo a la exfuncionaria.

De León Abreu reveló sus planes durante una entrevista en la que criticaba duramente a las personas que no se han vacunado, pese a haber cantidad suficiente del fármaco.

Entérate más:  Videos: Hanoi Sánchez y Félix Bautista se tiran las cajas y los cajones

Un sector que cuestionó mucho fue el de las iglesias, a cuyos miembros acusó de incentivar a otros a no vacunarse.

“La secta religiosa, que yo no sé qué religión es que predican, que no se quieren vacunar, tienen una resistencia, y yo los invito a que cambien de actitud y que asistan a los centros de vacunación porque el gobierno ha hecho un gran esfuerzo, cumplido y hay vacunas suficientes. Yo no entiendo cuál es la negativa de ciertas personas, que no solo es que ellos no se quieren vacunar, sino que llevan una campaña negativa para que la persona no se vacune”, significó.

Dijo, además, que en Samaná los casos de COVID-19 habían aumentado y hasta defunciones se habían producido.

Las autoridades del país mantienen una campaña de vacunación para lograr la meta de inoculados, pero la misma se ha relantizado en los últimos meses.