Equipo Delta de los Estados Unidos y los Tucanos de RD, junto a equipos elites trataran de rescatar a los 17 misioneros y sus familiares secuestrados en Haití.

El grupo fue secuestrado en Puerto Príncipe mientras viajaba en un autobús después de visitar un orfanato, informó el diario The New York Times.



Todos ellos, 5 niños y 12 adultos, miembros de la Asociación de Misioneros Christian Aid Ministries, con sede en el estado de Ohio, en el medio oeste de Estados Unidos.

También informaron que de los secuestrados, 16 son estadounidenses y uno es canadiense y que, de los 12 adultos, 7 son mujeres y 5 hombres.



Fuentes policiales citadas por el diario The New York Times responsabilizan del secuestro a la banda armada 400 Mawozo.



Que lleva años sembrando el terror en los suburbios de Puerto Príncipe y que controla parte de la localidad de Ganthier, donde se produjo el rapto.

La banda puso el foco recientemente en las iglesias y los grupos religiosos, y en abril pasado secuestró a 10 personas.

Entérate más:  23 años después, arrestan sospechoso de estrangular niña de origen dominicano

Entre ellas varios religiosos, dos de ellos franceses, que liberaron a finales de ese mes. En un caso que precipitó la dimisión del entonces primer ministro haitiano, Joseph Jouthe.

Justo después del secuestro, uno de los estadounidenses raptados pidió ayuda en un mensaje publicado en un grupo de WhatsApp, aseguró al diario The Washington Post.

“¡¡Por favor, recen por nosotros!! Nos han tomado como rehenes, han secuestrado a nuestro conductor. Recen, recen, recen. No sabemos a dónde nos están llevando”, indicaba el mensaje.

El “modus operandi” de la banda armada consiste en “secuestrar autos y autobuses enteros” y pedir después “un precio para liberar a todo el mundo”.

Aseguró Gédéon Jean, director del haitiano Centro de Análisis de Investigación en Derechos Humanos (CARDH).