Un nuevo estudio aporta nuevas evidencias a las ya existentes de que Cristóbal Colón no fue el primer europeo en pisar América. La investigación prueba exactamente en qué momento tuvo lugar ese primer contacto por parte de los vikingos, cuya conclusión es que los vikingos estuvieron allí hace 1.000 años, adelantándose 471 años a Colón que consiguió llegar al Nuevo Mundo en 1492.

La teoría de que los vikingos fueron quienes «descubrieron» América del Norte siglos antes que Cristóbal Colón no es nueva, pero ahora contamos con nuevas pruebas.



Un equipo internacional de científicos ha descubierto que la tala de leña en L’Anse aux Meadows data del año 1021 d.C. La madera se atribuyó a los vikingos porque mostraba evidencia de corte y rebanado con cuchillas de metal, un material no producido por la población indígena. Los arqueólogos pudieron determinar el año exacto debido a una tormenta solar masiva que tuvo lugar en 992 d.C. y produjo una señal de radiocarbono distinta en los anillos de los árboles del año siguiente.

Entérate más:  Mil dólares cuesta la taza de café más cara del mundo

«Encontrar la señal de los anillos de crecimiento de la tormenta solar 29 en la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 d.C.», explica Margot Kuitems, de la Universidad de Groningen y coautora del trabajo que publica la revista Nature.



El análisis de estos artefactos de madera demostró, por tanto, que los guerreros escandinavos ya estaban presentes en el continente hace exactamente 1000 años. Esto sugiere que fueron los primeros humanos que se sabe que cruzaron el Atlántico hacia las Américas.