Ante las dudas y cuestionamientos de muchas personas sobre si su desempeño en la cama afecta su seguridad en la intimidad, la psicóloga, terapeuta familiar y de pareja Ana Simó analizó el tema y concluyó en que sí puede provocar nerviosismo e inestabilidad.

Durante su participación en La Receta Médica de la Z, la especialista en la conducta precisó que la referida condición puede incidir tanto en el hombre como en la mujer.



“Tengo que sí, hablar del tema porque aunque ustedes no lo crean, hombres como mujeres, se les afecta su seguridad, su autoestima si entienden que su desempeño no es óptimo. O si su pareja buscando expresarse no es asertivo, y le dice tres cositas que el otro lo toma realmente como una agresión”, indicó.

Dijo que cuando uno de los miembros de la pareja tiene un mal desempeño en la cama, el otro comienza a decir cosas que terminan afectando la autoestima del que lo está padeciendo.



Reafirmó que el desempeño en la cama es “sumamente importante” y parte de la seguridad en la intimidad de pareja.



Estado depresivo

La psicóloga Ana Simó reveló que el mal desempeño puede generar estados depresivos críticos, a tal punto que hombres han decidido dar al traste con su vida “porque el pajarito se le murió”.

“Yo he visto, no en mis consultas, sino que he tenido que llevar estadísticas, y de cosas que uno se entera, verdad, por los mismos periodistas que son amigos de uno. Aquí hay hombres que se han quitado la vida porque, como le dicen ustedes, el pajarito se le murió”, agregó.

Hay hombres que dicen: si eso no me sirve para qué yo estoy vivo, indicó, al tiempo de precisar que existen hombres que al detectar que ciertos medicamentos les afecta su respuesta en la cama deciden cambiarlo o dejar de consumirlo. “Prefiero morir con el duro”.

Afección en la mujer

Ana Simó que manifestó que el mal desempeño durante el acto coital “afecta muchísimo” también a las mujeres, pues adujo que ha tratado múltiples pacientes que aseguran tener más de 20 años sin sentir un orgasmo, las cuales entran en estados depresivos cuando en las tertulias sus compañeras revelan que son multiorgásmicas.

Tildó de “error” pretender culpar a la pareja cuando se tiene un mal desempeño en la cama, cuando se sabe que el del problema es quien está buscando culpables.