Santo Domingo. La Cámara de Diputados aprobó dos préstamos por una suma ascendente de 127 millones de dólares para financiar el Proyecto de Ampliación del Acueducto Oriental, Barrera de Salinidad y Transferencia a Santo Domingo Norte, así como para fortalecer el Programa de Gestión del Servicio Civil en la República Dominicana.

Uno de los préstamos fue de US$97.2 millones, aprobados a unanimidad y suscrito con la Corporación Andina de Fomento (CAF), para el Acueducto Oriental, Barrera de Salinidad y Transferencia a Santo Domingo Norte.



Indica Diario Libre que la iniciativa fue sancionada con el voto favorable de 125 diputados presentes.

El proyecto pretende mejorar las condiciones de vida y la calidad de prestación del servicio de agua potable de 850 mil habitantes en el área urbana de los municipios Santo Domingo Norte y Este en la provincia Santo Domingo, a través de la ampliación y optimización del sistema de acueducto de la ciudad.



Los US$30 millones para fortalecer gestión del servicio civil

En única lectura, los diputados también aprobaron este martes un financiamiento por 30 millones de dólares suscrito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Programa de fortalecimiento de Gestión del Servicio Civil en la República Dominicana.

La iniciativa tiene como propósito realizar auditorías de nóminas orientadas a asegurar el pago correcto de los salarios y la corrección progresiva de las inequidades salariales.

Además, con ese financiamiento el Gobierno contempla contratar consultoras para elaborar un mapeo integral de funciones, datos, procesos, sistemas de información e infraestructuras necesarias para modernizar y eficientizar la gestión del Ministerio de Administración Pública (MAP). Asimismo, modernizar y expandir la capacidad de su Sistema de Administración de Servidores Públicos (SASP).

Con este préstamo, suman 127.2 millones de dólares el monto global de dos préstamos aprobados durante la sesión ordinaria que se desarrolla en estos momentos. Se trata de dos financiamientos que la semana pasada habían sido dejados sobre la mesa ante las amenazadas de la mayoría de los representantes de los partidos de oposición de abstenerse de votar.