Desde que la quinta temporada de La Casa de Papel llegó a Netflix, los fanáticos no paran de revisar la serie y encontrar errores bastante notorios. Es que la creación de Álex Pina ha demostrado ser una atrapante ficción, así como también una fuente inagotable de descuidos en la continuidad. Elementos que aparecen y desaparecen, cambios en el vestuario e incluso personajes muertos todavía respirando, son solo algunos de los deslices.

De acuerdo al portal Bolavip , la serie española cometió en su final unos cuantos desaciertos en lo que a su trama respecta. Por ejemplo, la incoherencia quedó expuesta en personajes como los de Arturito, Estocolmo, Rafael y Tatiana, a quienes se les dio un enorme contexto sobre su vida pasada pero luego el cierre del fenómeno de la N roja no cumplió con las expectativas de los usuarios de la plataforma que esperaban algo más.



Sin embargo, hubo un error que pasó por inadvertido en el desenlace de la historia de la banda de atracadores. Y solo quienes viven o visitaron España en algún momento, serán capaces de captarlo. Luego de que en las dos primeras temporadas se desarrollara el robo a la Fábrica de Moneda y Timbre que les otorgó a los personajes principales la fama internacional, en las últimas tres partes deciden ejecutar un golpe al Banco de España para llevarse toda la reserva del país.

¡Nada más lejos de la realidad! No solo no está localizada en ese sector de la ciudad, sino que se llama “Banco de España”. Además del error en el nombre, allí en verdad se encuentra la parada “Nuevos Ministerios”. Aunque no afecta a la trama, este símbolo demuestra una vez más la irrealidad de La Casa de Papel. ¡Y no hay nada de malo en eso! A pesar de su poca credibilidad, la serie consiguió su objetivo: atrapar a millones de usuarios en todo el mundo.

En cada uno de los episodios se ha recorrido el imponente edificio y un set con un presupuesto al nivel de Netflix. Sin embargo, las imágenes de los exteriores presentan una fachada impecable que simula ser el Banco. Lejos de serlo en la vida real, se trata, en realidad, del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, ubicado en Nuevos Ministerios. Frente a su ingreso, la serie muestra una estación del metro que indica: “Banco España”.



¡Nada más lejos de la realidad! No solo no está localizada en ese sector de la ciudad, sino que se llama “Banco de España”. Además del error en el nombre, allí en verdad se encuentra la parada “Nuevos Ministerios”. Aunque no afecta a la trama, este símbolo demuestra una vez más la irrealidad de La Casa de Papel. ¡Y no hay nada de malo en eso! A pesar de su poca credibilidad, la serie consiguió su objetivo: atrapar a millones de usuarios en todo el mundo.