Con Google Maps con Driving Simulator no hace falta salir de casa para viajar por diferentes calles con el vehículo, lo único necesario es un simulador que se sirve de Google Maps para poner todas las calles del mundo.

Internet está plagada de herramientas y programas curiosos. El último con el que nos hemos topado ha sido Driving Simulator y, como su nombre indica, permite emular la conducción de un vehículo por diferentes calles o avenidas. Lo interesante es que es completamente gratis y, además, utiliza Google Maps como interfaz.



Sí, Google Maps es el encargado de dar vida a este simulador y es el que añade el toque curioso a la hora de transitar por el mundo. Y, es que, al servir como interfaz podremos utilizar las diferentes vistas que ofrece Google Maps: mapas, satélite e hibrido que combina las dos vista anteriores.

Eso sí, este simulador no sería posible sin el desarrollador japonés Katsuomi Kobayashi que ha sido el encargado de programar y, además, adaptar Driving Simulator para que funcione tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. De hecho, la conducción es realmente sencilla y no necesita más de unos minutos para cogerle el truco.

Si estás deseando probar Driving Simulator lo único que tienes que hacer es acceder al siguiente enlace que te llevará de manera directa a la web de la aplicación (ESTE ES EL ENLACE) para ir a la web. Lo primero que verás es una interfaz de pequeño tamaño con diferentes opciones, si estás desde un ordenador lo que toca es utilizar el ratón para seleccionar lo que quieres.

Puedes elegir entre ser un coche o un autobús, además también puedes controlar la perspectiva de la cámara inclinándola hacia abajo o hacia arriba. Otro cambio que se puede hacer es la dirección de la cámara, pudiendo tener una vista de la parte trasera del coche en adelante o verlo desde un lateral.

Para conducir el vehículo lo que tenemos que hacer es utilizar la cruceta de flechas en ordenador, mientras que en un móvil se utiliza el volante de la zona inferior derecha para conducir el vehículo por las calles de Google Maps. La verdad es resulta muy curioso y bastante más entretenido de lo esperado.