Residentes del sector Capotillo, en el Distrito Nacional, se lanzaron la tarde de este miércoles a las calles para exigirle al Gobierno que baje los precios de la gasolina y de los productos de la canasta familiar y la devolución del 30 % de los fondos de pensiones a los trabajadores.

El grupo de indignados se apostó en la intersección de la avenida Nicolás de Ovando con la calle Josefa Brea, donde, además, indicaron que van a las vías para que el presidente Luis Abinader cumpla con el cambio que prometió.



En la manifestación denominada «Capotillo se levanta», los organizadores expresaron que el Gobierno no los va a intimidar con el despliegue militar que se hizo en el sector desde la madrugada.

«Este pueblo no aguanta más, los salarios, tanto del sector público como sector privado son salarios de miseria. Y la población, cada día más, pierde poder adquisitivo… Los supermercados se han vuelto a convertir en la casa del terror», dijo Carlos Ramos, uno de los manifestantes.



Entérate más:  Ministro de Defensa asegura frontera dominicana está resguardada

Indicó que Capotillo se unirá a los paros que se organizarán en las provincias de la región Norte, principalmente en Duarte y Hermanas Mirabal.

Mientras que Abel Rojas dijo que, pese a la marcha, estarían abiertos a dialogar con el Gobierno y que solo desean el bienestar del sector.

La cantidad de militares y policías que vigilaba las consignas casi duplicaba a los querellantes. El flujo de vehículos es normal por la Nicolás de Ovando.

Imagen de portada: JOSÉ ALEXANDER ARIAS)