Moscú, Rusia. El Kremlin afirmó hoy que la operación militar lanzada contra Ucrania durará el tiempo que sea necesario, en función de sus «resultados» y de su «pertinencia», estimando que la mayoría de los rusos van a apoyar la ofensiva.

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, indicó a los periodistas que el objetivo de Moscú es imponer un «estatus neutro» en Ucrania, una desmilitarización y la eliminación de los «nazis» que hay en el país.



«La duración (de la operación) estará determinada por sus resultados y por su pertinencia. Eso va a ser determinado por el comandante en jefe», indicó el vocero en referencia al presidente Vladimir Putin.



«Idealmente Ucrania necesita ser liberada y limpiada de nazis», indicó a los reporteros, precisando que su país no intenta organizar una «ocupación».

Moscú acusa a las autoridades prooccidentales de Ucrania de organizar un «genocidio» de la población de habla rusa del este del país, con la ayuda de militares cercanos a la extrema derecha.

Entérate más:  EEUU de duelo tras masivo tiroteo "racista"

Peskov explicó que la decisión de atacar Ucrania fue motivada «por una preocupación» por el futuro de Rusia, que pidió durante semanas a los occidentales que vetaran un ingreso de este país a la OTAN.

El portavoz indicó además que el Kremlin había «previsto» que los mercados rusos iban a tener una «reacción emocional» a la ofensiva contra Ucrania.

«Para que este periodo emocional sea lo más pasajero posible, se tomaron todas las medidas necesarias», afirmó en un momento de desplome de la bolsa rusa y del rublo, ante la incertidumbre y amenaza de duras sanciones contra Rusia.