El precio del barril de WTI estadounidense se disparó más de 5% el martes, mientras el Brent, petróleo de referencia en Europa, ganaba más de 6%, impulsados por la guerra en Ucrania y la amenaza de nuevas sanciones occidentales contra Moscú.

Hacia las 12H55 GMT, el barril de West Texas Intermediate (WTI) subía 5,42% a 100,91 dólares, alcanzando un máximo en 7 años, y el barril de Brent avanza a 5,76%, a 103,61 dólares, por el temor de los inversores a rupturas en el suministro ruso de energía entre nuevas amenazas de sanciones.



«El mundo de los negocios construye una fortaleza para aislar a Rusia de la comunidad internacional», comentó Susannah Streeter, analista de Hargreaves Lansdown.

Y las empresas de todo el mundo responden «congelando las transacciones con Moscú y abandonando sus inversiones financieras por valor de miles de millones», agregó.



Así, el gigante británico de los hidrocarburos Shell anunció el lunes prescindir de sus participaciones en varios proyectos conjuntos con el grupo ruso Gazprom debido a la invasión de Ucrania, siguiendo el ejemplo de BP que se separó de la empresa rusa Rosneft.

Entérate más:  Adelantan inicio servicio de alimentación para centros educativos en zonas afectadas por Fiona