Los Angeles, Estados Unidos. Un padre mató a tiros a tres hijos el lunes antes de suicidarse en una iglesia en Sacramento, capital de California, informó la policía.

Una quinta persona murió en el tiroteo, aunque no está claro si estaba relacionada con lo que la policía denominó como incidente de «violencia domástica».



«El sospechoso en este caso, que terminó suicidándose, tenía una orden de restricción respecto de su esposa, de quien estaba separada y era la madre de los tres niños víctimas», dijo el alguacil del condado de Sacramento, Scott Jones, a NBC Bay Area.



Los tres menores tenían menos de 15 años, dijo la policía. Los informes locales refieren a tres niñas de 9, 10 y 13 años.

Jones indicó que los menores habían ido a la Iglesia de Sacramento, en la zona de Arden Arcade de la ciudad, para una visita supervisada con su padre.

Según los medios locales, las autoridades piensan que la quinta víctima, cuya identidad aún se desconoce, era quien supervisaba la visita.

Entérate más:  Vaguada provocará aguaceros en la tarde

«A las 5:07 de esta tarde, recibimos una llamada de que había un tiroteo dentro de la iglesia», dijo a los periodistas el sargento Rod Grassmann, de la oficina del alguacil del condado de Sacramento.

«Hasta donde puedo ver, en este momento, se trata de un incidente relacionado con la violencia doméstica», dijo.

Asimismo, la policía indicó que no estaban buscando a nadie más en relación con el tiroteo.

«Otro acto de violencia armada sin sentido en Estados Unidos, esta vez en nuestro patio trasero. En una iglesia con niños adentro», dijo el gobernador de California, Gavin Newsom, en Twitter.

«Absolutamente devastador. Nuestros corazones están con las víctimas, sus familias y sus comunidades», agregó.