El magistrado Osvaldo Bonilla, fiscal de Santiago, se refirió este jueves a la red desmantelada en el marco de la Operación Discovery. A su juicio, puntualizó que dicha mafia criminal «podría tratarse de una red criminal única en Iberoamérica».

«Esta red se destacó en el uso de tecnología a través de centros que simulan ser call centers para estafar a ciudadanos de EEUU» precisó el fiscal de Santiago. Adelantó que en los próximos días seguirán desvelandose más datos de esta estrructura. «La operación sigue en proceso y aún quedan más datos para revelar».



De acuerdo a CDN,  el fiscal de Santiago  señaló que entre los delitos que se le imputan a esta red están la estafa y extorsión electrónica, asociación de malhechores, robo de identidad y usurpación de funciones. Asimismo adelantó que continuarán las detenciones conforme se den nuevos avances del caso.



La Operación Discovery surge de una minuciosa investigación desarrollada durante meses por el Ministerio Público contra los delitos de alta tecnología. La misma incluye la participación de una fuerza de tarea conjunta que incluye a 45 fiscales, 105 técnicos y 321 agentes policiales.

Entérate más:  Reacción de Molusco tras filtración video íntimo de su hijo

¿Cómo operaba la red internacional desmantelada por la Operación Discovery?

La red internacional desmantelada con la Operación Discovery tenía su centro operativo en Santiago con alcance territorial en Puerto Plata.

Los integrantes de la red se dedicaban a cometer crímenes y delitos de alta tecnología. Todos se constituyeron en una asociación de malhechores que usurpaba funciones. Asimismo, incurrió en lavado de activos y en el porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

Además de la extorsión sexual y el robo de identidad, los integrantes de la red realizaban llamadas telefónicas para intimidar. También enviaban medicamentos utilizando “delivery” e incluso usurpaban funciones oficiales de Estados Unidos, incluyendo la de agentes del FBI.

La red utilizaba las criptomonedas y el sistema financiero nacional como medios para el movimiento de capitales en dólares y en pesos y adquirieron bienes millonarios productos de sus acciones criminales.