La ingratitud es lo que para el dirigente del comité político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Radhamés Camacho, define a Rafael Paz, empresario que integraba la cúpula morada y que recientemente renunció de esa organización política.

“Es un ingrato de marca mayor. Los ingratos no tienen memoria. Parece que él la perdió”, expresó visiblemente molesto.



Argumentó que Paz no hizo militancia política y que llegó “al jardín del PLD sin saber cómo se han sembrado las flores”.

Reconoció que, en el partido opositor, aunque se han logrado sembrar flores, tiene espinas.



“Que le vaya bien”, afirmó Camacho al destacar que al PLD lo que le interesa es seguir trabajando en la reorganización de ese partido, que aseguró va muy bien.

Señala el Diario Libre que el vocero del bloque de diputados del PLD, Gustavo Sánchez, declaró: “sobre la cúpula impermeable, de la cual él era parte, yo pienso que una fruta cuando se madura con carburo no sabe nada. Yo siendo que eso fue lo que pasó con Rafael”.

Entérate más:  Proyecto para construir una prisión en isla Beata

Agregó que Paz llegó al comité político, máximo organismo partidario, sin haber agotado una militancia política sólida.

“Ese es el resultado. Madurar cosas con carburo no sabe a nada”, expresó.

Lamentó que Paz haya tenido participación en el comité político del PLD, aunque no era un demócrata.

Precisó que en democracia cuando una persona somete una propuesta y no es aceptada no pasó, pero que, a su entender, a diferencia con él era que entendía que como debía marcar la diferencia con sus planteamientos y se afanaba de ostentar una formación por encima de los demás.

“Todo el mundo suma, sin embargo, el PLD seguirá su curso y tenemos temas pendientes”, expresó el dirigente político.