El actor estadounidense William Hurt, conocido por películas aclamadas como «Reencuentro» y «Una historia violenta», murió a los 71 años, reportaron el domingo los medios en Estados Unidos.

Múltiples medios citan al hijo de Hurt, Will, quien informó en un comunicado: «Con gran tristeza la familia Hurt informa el fallecimiento de William Hurt, padre amado y ganador del Óscar, el 13 de marzo de 2022, una semana antes de su cumpleaños número 72. Murió en paz, rodeado de su familia, por causas naturales».



El actor había sido diagnosticado con un cáncer de próstata terminal en mayo de 2018, pero en el comunicado su hijo no especifica si la muerte de Hurt se debió a esa enfermedad.

Hurt construyó su reputación en su capacidad para interpretar personajes peculiares e inusuales como un oficial de policía ruso en «Gorky Park» (1983), un esposo adinerado y huraño en «Alice» de Woody Allen y un hombre que quería construir una máquina para invidentes en «Hasta el fin del mundo» (1991).



Entérate más:  Maffio estrena nuevo álbum con 23 canciones

Hurt fue nominado al Óscar por su papel como profesor de estudiantes sordos en «Te amaré en silencio» (1986) y por su interpretación de un torpe presentador de noticias en «Detrás de las noticias» (1987).

La estatuilla dorada de Hollywood como mejor actor le llegó en 1985 por encarnar a un preso gay en «El beso de la mujer araña» y otro por su papel como un mafioso de Filadelfia en «Una historia violenta» de David Cronenberg.

En los últimos años, Hurt se dio a conocer entre los cinéfilos más jóvenes por su participación en el universo de Marvel como Thaddeus Ross, un general bravucón que estuvo presente el día que Bruce Banner se convirtió en Hulk.

Además de «El Increíble Hulk», el personaje de Hurt apareció en cuatro películas de Marvel, incluyendo «Capitán América: Civil War», «Los Vengadores: Infinity War», «Los Vengadores: Endgame» y «La Viuda Negra».

– Reacio al estrellato –

Hurt nació el 20 de marzo de 1950 en Washington, DC, pero su padre era diplomático y por eso viajó mucho en su niñez.

Entérate más:  Biden denuncia "veneno" supremacista blanco en homenaje a víctimas de matanza racista

Después del divorcio de sus padres, su madre se casó con Henry Luce III, heredero del imperio Time-Life, y se mudó a Nueva York.

Hurt estudió teología en la Universidad de Tufts y luego se inscribió en la reputada escuela de artes Juilliard en Nueva York.

A pesar de su creciente fama, decidió no establecerse en Hollywood sino en Oregón.

En varias entrevistas, dejó claro que se sentía ajeno al mundo de las celebridades.

«No me siento cómodo con todo esto. No me siento cómodo caminando por la alfombra roja con un esmoquin y viendo a todas las mujeres con las tetas levantadas y a todos los hombres vestidos como pingüinos», le dijo a un entrevistador.

Su vida privada, paradójicamente, es vista como una historia sacada directamente de Hollywood.

El actor se casó con la aspirante a actriz Mary Beth Supinger y la siguió a Londres para estudiar arte dramático. Se divorciaron a su regreso a Nueva York.

A finales de la década de 1980, fue demandado por una antigua pareja, la bailarina de ballet Sandra Jennings, madre de uno de sus hijos.

Entérate más:  EEUU de duelo tras masivo tiroteo "racista"

Hurt tenía otros dos hijos de otro matrimonio y una hija, llamada Jeanne, producto de una relación con la actriz francesa Sandrine Bonnaire.

Hurt hablaba francés con fluidez y también era un entusiasta piloto privado.