Washington, Estados Unidos. Un policía estadounidense ha sido condenado a un año de prisión y a más de cuatro de libertad condicional por haber matado a un perro y mentido a los investigadores sobre las circunstancias de la muerte del animal.

Acusado de «actos de tortura a un perro», Richard Chinappi se declaró culpable en noviembre y conoció la sentencia el viernes, durante una audiencia en un tribunal del estado de Virginia, según documentos judiciales.



El 19 de octubre de 2021, Chinappi disparó al beagle de la que era su pareja. Cuando la policía llegó a su domicilio, aseguró haber querido repeler el ataque de un oso -especie presente en Virginia- pero sus explicaciones fueron poco claras, informan medios locales.

La autopsia realizada al perro reveló que murió de disparos de fusil a quemarropa, lo cual contradecía su versión de los hechos. La investigación también reveló que había rastros de sangre en la cocina.



La policía de Richmond, que reclutó a Chinappi en 2016, lo suspendió.

Entérate más:  Juntos robaron más de 3 millones de pesos