Los cristales de tres autobuses de los que iniciaron ayer el conflictivo corredor Charles de Gaulle, fueron rotos a pedradas, uno de ellos próximo al Hospital Traumatológico Ney Arias Lora.

La información la ofreció el consorcio Mochotran que opera el corredor y que dirige el empresario de transporte Alfredo Pulinario (Cambita)



Contra el segundo autobús que se atentó fue en el Puente Juan Carlos, Mochotran no informó en qué lugar exacto se lanzaron las piedras al tercer vehículo.

Desde que se anunció el nuevo corredor privado, que se suma al de la avenida Churchill, hay un conflicto, en el que se han denunciado amenazas de muertes y tiroteos.



Las seis empresas de las que operarán el corredor denunciaron al empresario del transporte Juan Hubieres, el diputado Heriberto Aracena, Juan del Carmen de la Rosa y Ricardo de la Cruz por alegada amenaza de muerte e intento de homicidio.

Hubieres también hizo la misma denuncia el pasado domingo, en la que dijo realizaron disparos a tres vehículos de la vieja ruta.

Entérate más:  Recordando a Lima: cuando mandó a callar las gradas del Licey

Mochotrán sostuvo que se dirige a la Fiscalía a interponer una querella.