Santo Domingo, RD.- La Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales y el Departamento Antirruido de la Policía Nacional allanaron y secuestraron equipos a cuatro centros de diversión ubicados en la Plaza Universitaria, en el Distrito Nacional, por contaminación sónica.

Los allanamientos los encabeza el magistrado Francisco Contreras, procurador general titular de la Procuraduría Especializada para la Defensa de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Además, participan el director de Anti Ruidos de la Policía Nacional, García Lebrón y un equipo de técnicos de ambas instituciones.



Las autoridades explicaron que los negocios están siendo intervenidos por violación al artículo 8.1 de la Ley 287-04, modificada por la Ley 90-19.

Agregaron que la legislación citada establece que producir contaminación sónica por encima de los niveles establecidos por la normativa ambiental, constituye un delito sancionado entre un día y 3 años de prisión; también, clausura de los establecimientos comerciales y secuestro de los equipos.



Entérate más:  Machetió tres personas mientras buscaba a su expareja para matarla

Sostuvieron además, que los allanamientos en los cuatro establecimientos que están ubicados en esta plaza, se realizan en virtud de órdenes judiciales.

Autoridades secuestraron equipos de los cuatro negocios en la Plaza Universitaria

Por tanto, dijeron que procedieron al secuestro de los equipos sónicos que tienen en los mismos, con los cuales producen contaminación que afecta la salud de los residentes.

Indicaron que los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente anteriormente habían realizado varias visitas a estos establecimientos comerciales; en ese proceso se había llegado a acuerdos ante la Procuraduría Especializada para la Defensa de Medio Ambiente y los Recursos Naturales, pero las denuncias continúan.

Subrayaron que las denuncias fueron confirmadas a través de un levantamiento con técnicos de la entidad, quienes verificaron que continuaba la contaminación sónica.

Los residentes de esta localidad habrían denunciado que no podían conciliar el sueño, debido a la contaminación sónica de los establecimientos comerciales intervenidos.

Sostuvo que en las próximas horas someterán a los propietarios de los negocios a la acción de la justicia para que respondan por sus hechos.

Entérate más:  Muere un teniente coronel en accidente de tránsito

Norma violada

El artículo 8.1 de la Ley 287-04 establece textualmente que: «Se prohíbe el ruido nocivo, molesto o perjudicial para la salud dentro de la República Dominicana, cualesquiera que fuere su origen y lugar, y por tanto constituye un delito ambiental, cualquier persona que produzca ruidos será sancionada de la manera siguiente:

1) Colmados, tiendas de licores, bares, clubes diurnos y nocturnos, cafeterías, y otros
lugares abiertos que tengan actividad comercial que impliquen la producción de
ruidos, con la pena de tres a veinte salarios mínimos de los establecidos por ley (…)».