La empresa Pegatron, fabricante de iPhone, suspendió la producción en dos subsidiarias en las ciudades chinas de Shanghái y Kunshan ante las estrictas medidas contra el covid-19.

Shanghái, un importante centro empresarial, se convirtió en el foco del mayor brote de covid-19 en China desde que apareció el coronavirus hace más de dos años.



La ciudad de 25 millones permanece casi totalmente confinada desde inicios de abril.

«Hemos suspendido temporalmente las labores», dijo Pegatron el martes en un escrito a la bolsa de Taiwán.



La firma taiwanesa dijo que «coopera activamente con las autoridades locales» e intentará reanudar operaciones lo antes posible.

Las suspensiones se aplican en dos subsidiarias, en Shanghái y la ciudad vecina de Kunshan.

El confinamiento y las estrictas reglas de test han golpeado las cadenas de abastecimiento en Shanghái y su entorno, donde se encuentra el puerto de contenedores más ocupado del mundo.

China reportó el miércoles casi 28.000 casos del coronavirus, en su mayoría en Shanghái.

Entérate más:  Algunos accionistas de Twitter se querellan contra Elon Musk por "manipular el mercado"

Varias fábricas se vieron obligadas a suspender operaciones ante el surgimiento de casos de covid-19, mientras algunos trabajadores se han quedado a vivir en sus lugares de trabajo para que las empresas puedan seguir operando.

Las suspensiones de Pegatron son un nuevo golpe para Apple, que ha sufrido interrupciones en el ensamblaje de otros proveedores en los últimos meses por los contagios de covid-19 en China.

En marzo, el proveedor Foxconn suspendió operaciones en la ciudad china de Shenzhen, aunque las retomó a finales de marzo cuando la ciudad levantó el confinamiento.

Las autoridades chinas han luchado por mantener el flujo de bienes en el país ante las medidas sanitarias que reducen los desplazamientos.

Al acercarse la temporada agrícola de la primavera, autoridades en áreas con focos de contagio, como la provincia nororiental de Jilin, emitieron permisos de desplazamiento para que los trabajadores agrícolas puedan llegar al campo en autobuses fletados.

«La economía china ha enfrentado un creciente riesgo de recesión desde mediados de marzo», alertaron analistas de la firma Nomura, al citar las interrupciones en las exportaciones por los controles sanitarios en las áreas costeras.