Siguen paralizados los trabajos de construcción del muro fronterizo en la franja norte de la línea divisoria entre República Dominicana y Haití.

Desde hace dos semanas los dueños de los terrenos, donde será levantada la verja, impiden que los equipos pesados de la empresa contratista continúen la obra.



De acuerdo al Diario Libre, estos advierten que no permitirán seguir con la edificación sin antes llegar a un acuerdo económico con las autoridades por la expropiación de sus espacios.

«Nosotros tenemos esta obra paralizada porque ni siquiera han venido a tasar los terrenos», indicó Jorge Almonte, uno de los afectados.



Gran parte de los terrenos expropiados por el Estado dominicano para la construcción de la verja están cultivados de yuca, plátanos y otros productos agropecuarios. Otra porción es utilizada para la crianza de vacas.

«Muchos de nosotros no sabemos qué vamos a hacer con los sembradíos y nuestros animales si permitimos que sigan los trabajos sin que antes nos resuelvan con el dinero», declaró Almonte.

Entérate más:  Video - Comando armado asalta estación de GLP

Solo en el municipio de Dajabón son 30 las familias que serán desalojadas para la edificación de la obra.

Entienden que el presidente Luis Abinader fue “engañado” cuando lo llevaron a dar el primer picazo, en febrero de este año, para la construcción de la verja.