Muchas personas sienten agotamiento, cansancio y falta de energía. La fatiga puede ser una respuesta normal al estrés, algunos cambios en la rutina del sueño o incluso sobrecargas en los volúmenes de trabajo o de estudio.

En una información publicada en Diario Libre se indica que, la fatiga suele resolverse con organización, buenos hábitos de descanso y paciencia. Sin embargo, también puede indicar otro tipo de problema subyacente que requiere una visita al médico. Aquí te diremos a qué señales prestarle atención.



Fatiga crónica: señales
Si además de la fatiga también hay fiebre, puede indicar algún tipo de infección. Si está acompañada de mareos, podría indicar que se padece anemia.

Si con la fatiga aparecen dificultades respiratorias, puede ser indicio de problemas cardíacos. Si hay picos de éxtasis o tristeza, puede indicar un trastorno de ansiedad que está causando la fatiga.



Si por caso aparece de pronto y hay una pérdida inesperada de peso y sudores nocturnos, podría ser señal de un cáncer.

Entérate más:  Los beneficios para la salud del maní

Se define la fatiga crónica como una fatiga profunda y prolongada que dura al menos seis meses sin causa identificable, perjudica al funcionamiento cognitivo y lleva a un agotamiento debilitante incluso tras un esfuerzo físico o mental mínimo.