Santo Domingo, RD.- El exdirector ejecutivo de la Vicepresidencia de la República Frank Olivares estimó en unos 300 millones de pesos el robo a las tarjetas Supérate, y resaltó que esta estafa no pudo haberse realizado sin la participación de funcionarios vinculados con este programa de ayuda social.



Al ser entrevistado para Las Exclusivas de José Peguero, Olivares consideró un robo de esta magnitud no pudo haberse realizado sin la participación de personas que conocen y son parte del programa social Supérate, porque hay monitoreos que se dejaron de hacer y hay informaciones que fueron facilitadas a los estafadores.

Se recuerda que el Mi­nisterio Público obtuvo medidas de coerción en contra de seis personas implicadas en transacciones fraudu­lentas durante febrero de este año con tarjetas del programa de ayuda so­cial Supérate.



“Una cosa es que un malhechor, un delincuente, conozca los 10 o 20 colmados de su demarcación, pero que conozca 200 o 300 colmados a nivel nacional y los capte para participar de un entramado de cientos de millones de pesos, esto es crimen organizado”, sostuvo.

Entérate más:  Trump hablará ante la Asociación Nacional del Rifle tras la masacre en Texas

Para darle propiedad a su denuncia, dijo que cuando se le hizo la estafa en la pasada administración a la Tarjeta Solidaridad, hoy Supérate, de aproximadamente un millón 500 pesos, fue identificada una funcionaria de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), involucrada en ese robo, que fue sometida a la acción de la justicia.

Asimismo, refutó a la directora de Supérate, Gloria Reyes, sobre su postura de que el dinero que ha sido robado de las tarjetas de los beneficiarios del programa Supérate sea a los bancos, al referir que es un robo al Estado y a la gente. “Es un robo al Estado, porque el dinero no es de los bancos”, aseguró.

Favoreció que Gloria Reyes, al ser la titular de Supérate, debe ser interpelada por el Congreso Nacional para que explique y despeje las dudas que gravitan en la opinión pública con respecto a este robo colosal a Supérate.