Washington, Estados Unidos. Estados Unidos se sumó el jueves a más de 50 países en el lanzamiento de una iniciativa para proteger una internet segura y libre, ante el aumento de gobiernos autoritarios, como el ruso, que restringen el acceso a la información digital.

La llamada Declaración para el Futuro de Internet (DFI) busca recuperar «la inmensa promesa» de internet, rechazando el «aumento del autoritarismo digital» para asegurar que fortalece la democracia, protege la privacidad y promueve un economía mundial libre, dijo la Casa Blanca.



Este objetivo se ve amenazada por cada vez más casos de gobiernos que reprimen la libertad de expresión y el acceso a las noticias, difunden información errónea o suprimen internet, dice la declaración.

En los últimos meses, desde la invasión rusa de Ucrania, Moscú «ha promovido agresivamente la desinformación en el país y en el extranjero, censurado las fuentes de noticias de internet, bloqueado o cerrado sitios legítimos e incluso llegó a atacar la infraestructura de internet en Ucrania», dijo a periodistas un alto funcionario del gobierno de Joe Biden.



Entérate más:  Janet Camilo anuncia va por la alcaldía de del Distrito Nacional

«Rusia, sin embargo, no está sola», señaló el responsable, citando también a China.

Más de 55 países se plegaron esta iniciativa, entre ellos naciones avanzadas como Alemania, Australia, Canadá, Francia, Japón y Reino Unidos, junto con otras en desarrollo, como Argentina, Chipre, Eslovenia, Kenia y Montenegro, además de Ucrania.

Si bien no es legalmente vinculante, la declaración establece «principios fundamentales» y «compromete a los gobiernos a promover una internet abierta, gratuita, global, interoperable, confiable y segura para el mundo», dijo otro alto funcionario de la administración Biden.

El esfuerzo apunta a combatir la fragmentación de internet, pero «respetará la autonomía regulatoria» de cada país, dijo el funcionario.

La declaración también señala la necesidad de garantizar un acceso asequible para los grupos desatendidos.