La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santiago ordenó la prisión preventiva por 18 meses y declaró complejo el proceso seguido en contra de un profesor de 43 años de edad, que abusó psicológica y sexualmente a 11 estudiantes, diez de ellas menores de edad, así como a una conserje y una profesora de un centro educativo de esta provincia.

Una vez apoderado de la denuncia, el Ministerio Público recabó información sensible acerca del acoso, intimidación, amenazas y persecución que, aprovechando su condición de docente, ejercía el imputado sobre sus alumnas menores de edad y las víctimas adultas.



En el estrado, la fiscal litigante Yarili Toribio, acompañada de la también Ministerio Público Melania Batista, relató que el acusado aprovechaba cualquier momento para intimidar a sus víctimas, a quienes amenazaba con reprobarles las materias que impartía «si no se comportaban como él quería».

Las víctimas menores tienen edades entre los 14 y 17 años, otra de las alumnas tiene 18 años.



Entérate más:  Rusia adopta una ley que elimina el límite de edad para alistarse en el ejército

El expediente acusatorio expone además que el imputado utilizaba un lenguaje obsceno, grosero y ofensivo hacia las víctimas, incluyendo a la conserje y la profesora, afectando su moral y pudor.

La jueza Estephanie Santiago impuso contra el imputado la privación de libertad por 18 meses y ordenó que se practiquen los anticipos de pruebas a las víctimas menores de edad, en un proceso que ha declarado de tramitación compleja, debido al número de víctimas involucradas.

Atendiendo a la gravedad de los hechos, el Ministerio Público otorgó al proceso la calificación jurídica descrita en los artículos 309-1, 332, 333, 333-2, del Código Penal Dominicano, modificado por la Ley 24-97, sobre Violencia de Género e Intrafamiliar y Delitos Sexuales, y el artículo 396 literales, B y C, de la Ley 136-03, que crea el Código para el Sistema y Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.