Con una agónica remontada, los Milwaukee Bucks vencieron el miércoles a los Boston Celtics 110-107 y están a un triunfo de liquidar esta serie de playoffs de la NBA, mientras los Memphis Grizzlies evitaron la eliminación con una paliza por 39 puntos a los Golden State Warriors.

En el TD Garden de Boston, Giannis Antetokounmpo, con 40 puntos, y Jrue Holiday, con otros 24 tantos y dos acciones defensivas clave, comandaron el taquicárdico triunfo de Milwaukee, que fue a remolque todo el juego hasta dar el golpe final en los últimos 10 segundos.



La remontada de los Bucks, los vigentes campeones, arruinó la actuación de las jóvenes figuras de los Celtics Jayson Tatum (34 puntos) y Jaylen Brown (26) y deja a Boston sin más opción que ganar los dos últimos partidos.



Los Bucks lideran la serie por un global de 3-2 y tendrán su primera oportunidad de clasificar en el sexto partido del viernes ante su público del Fiserv Forum.

«Confiamos el uno en el otro», dijo Antetokounmpo sobre la clave del triunfo. «Había muchos compañeros abiertos así que les dimos la pelota y metimos tiros».

Entérate más:  Los Warriors aplastaron a los Mavs en el primer juego

El griego, tercer posicionado en las votaciones al premio MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada, volvió a sostener a su equipo el miércoles frente al poderoso juego colectivo de los Celtics, que llegaron a tener una ventaja de 14 puntos en el último cuarto.

En la recta final, Antetokounmpo tuvo que ser atendido varias veces por un sangrado en su ceja derecha pero fue capaz de anotar un triple decisivo a 1 minuto y 40 segundos del final, cuando los Celtics estaban a una distancia de seis puntos.

El griego falló un tiro libre a falta de 14 segundos pero Bobby Portis culminó su espectacular actuación (14 puntos y 15 rebotes) al capturar el rechace y anotar una canasta providencial.

Jrue Holiday selló el triunfo de Milwaukee con un tapón y un robo en las dos últimas posesiones de los Celtics.

El ganador de esta eliminatoria enfrentará en las Finales del Este a los Philadelphia 76ers o los Miami Heat, que lideran su serie por 3-2.

– Grizzlies arrollan sin Morant –

Pese a la baja de su figura Ja Morant, los Memphis Grizzlies aplicaron una humillante derrota 134-95 a los Golden State Warriors con la que evitaron la eliminación.

Entérate más:  La NBA vuelve a multar a los Mavericks por el comportamiento de su banquillo

Los Warriors, que llegaron a perder por 55 puntos de diferencia, siguen en ventaja (3-2) en esta semifinal del Oeste y tendrán su segunda oportunidad de clasificar el viernes en su cancha.

«Es solo un partido», dijo el asistente de los Warriors Mike Brown, quien sustituyó a Steve Kerr por su contagio de covid-19. «Sabemos que podemos jugar mejor. No nos podemos venir abajo, ahora jugaremos frente a nuestros aficionados».


Al borde del abismo, Memphis reaccionó con una deslumbrante actuación en el FedExForum que les refuerza la moral tras la lesión de rodilla de Morant, que le puede apartar de la cancha por el resto de la eliminatoria.

«Esta es una declaración de intenciones para nosotros, no me importan los demás (…) Es una victoria muy impresionante para nuestro grupo pero necesitaremos toda esta intensidad y defensa en el sexto juego», pidió el técnico de Grizzlies, Taylor Jenkins, que avanzó que la presencia de Morant el viernes es «muy dudosa».

El ala-pívot Jaren Jackson Jr, el escolta Desmond Bane y el base Tyus Jones anotaron 21 puntos cada uno para Memphis, que avasalló a su rival desde el principio con un juego mucho más intenso y efectivo.

Entérate más:  Los Celtics avasallaron al Heat en Miami e igualaron la serie

Por los Warriors, que perdieron 12 pelotas más que los Grizzlies y capturaron 18 rebotes menos, el estelar Stephen Curry se quedó en 14 tantos en 25 minutos.

Brown envió al banquillo a Curry y a los veteranos Klay Thompson (19 puntos) y Draymond Green (5) a mediados del tercer cuarto.

En ese periodo los Grizzlies llegaron a avasallar a su rival por 55 puntos, solo tres por debajo de la mayor diferencia registrada en la historia de los playoffs.

Esa marca la siguen teniendo los Denver Nuggets con su paliza 121-63 as los New Orleans Hornets en abril de 2009.

Esta misma temporada, los propios Grizzlies habían logrado en diciembre la victoria por mayor ventaja de la historia en la NBA (73 puntos), con un triunfo en la fase regular ante los Oklahoma City Thunder por 152-79 también sin Morant.

En toda la campaña, Memphis ha ganado 21 de los 26 partidos que ha disputado sin su base All-Star, quien estuvo apoyando apasionadamente a sus compañeros en el banquillo.