Boston, Estados Unidos. A pesar de un titánico Giannis Antetokounmpo, los Milwaukee Bucks perdieron este domingo por un rotundo 109-81 ante los Boston Celtics en el séptimo y definitivo partido de esta semifinal de la Conferencia Este de la NBA.

Los 25 puntos, 20 rebotes y 9 asistencias de Antetokounmpo fueron insuficientes para evitar la eliminación de los vigentes campeones de la NBA en un encendido TD Garden de Boston por un global de 4-3 en la eliminatoria.



El ala-pívot Grant Williams firmó el mejor partido de su carrera, con 27 puntos, y el alero Jayson Tatum aportó otros 23 para los Celtics, que enfrentarán a partir del martes a los Miami Heat en las Finales del Este.



En el Oeste, los Golden State Warriors esperan rival del séptimo partido que también disputarán el domingo los Phoenix Suns, subcampeones del año pasado, y los Dallas Mavericks de Luka Doncic.

En Boston, la considerada mejor eliminatoria de estos playoffs tuvo un desenlace mucho más abultado de lo previsto en favor de los Celtics.

Los locales aprovecharon su espectacular eficacia desde el tiro exterior con 22 triples convertidos, la mayor cifra en un séptimo partido de playoffs y en cualquier juego de postemporada de los Celtics.

Los Bucks, que pudieron resolver la serie el viernes en su cancha, naufragaron desde la larga distancia con 4 triples de 33 intentos, como colofón de una nefasta actuación ofensiva colectiva.

Milwaukee pagó muy cara la ausencia del escolta All-Star Khris Middleton, quien se perdió toda la eliminatoria por una lesión de rodilla.

Entérate más:  Kevin Durant pide a Brooklyn Nets ser traspasado a otro equipo

Segundo máximo anotador del equipo, Middleton fue un jugador decisivo en el campeonato logrado el año pasado por los Bucks, que acabó con medio siglo de sequía de títulos para la franquicia.

«Fueron mejor equipo en la serie de siete partidos. Hay que dar crédito a Boston», dijo el técnico de Bucks, Mike Budenholzer. «En la NBA tienes que tener buenos jugadores, un poco de suerte y salud. Necesitas estas tres cosas para ganar en playoffs. Nosotros no estuvimos sanos pero a nadie le va a importar».

«Estoy orgulloso de mi equipo. Estos chicos pudieron haber puesto muchas excusas pero lucharon hasta el final», recalcó.

– Histórico Antetokounmpo –

Antetokounmpo se queda así sin cumplir su sueño de lograr un segundo anillo pese a su actuación histórica en estos playoffs. 

El griego, dos veces MVP de la liga, fue ante los Celtics el primer jugador en alcanzar al menos 200 puntos, 100 rebotes y 50 asistencias en una serie de playoffs.

El domingo, el griego se cargó a su equipo a las espaldas en un memorable primer cuarto en el que anotó o asistió en los primeros 22 puntos de los Bucks (10 puntos y 6 asistencias), todos los que convirtió el equipo en el primer cuarto con él en pista.

Los Bucks resistían gracias al pívot Brook Lopez (15 puntos y 10 rebotes) como acompañante en ataque de Giannis pero se comenzaba a anticipar la funesta actuación de los tiradores de Milwaukee.

Entérate más:  Jokic se queda en Denver con el mayor contrato en NBA, Toscano-Anderson a Lakers

Entre el base Jrue Holiday y los escoltas Wesley Matthews, Grayson Allen y Pat Connaughton no convirtieron un solo triple de 18 intentos. 

Del otro lado, Tatum seguía enrachado como en el juego del miércoles, cuando anotó 46 puntos, y anotó sus cuatro primeros triples.

Los Celtics aceleraron a la vuelta del vestuario con el secundario Grant Williams como inesperada arma ofensiva. El ala-pívot, que había anotado 2 puntos en los dos partidos anteriores combinados, explotó desde la línea de tres con un total de 7 triples.

El ala-pívot, que fue titular por la lesión de Robert Williams III, es el tercer jugador que consigue 7 triples en un séptimo partido de playoffs, acompañando a Stephen Curry y Marcus Morris.

Con Giannis exhausto y sin ayuda, los Bucks vieron cómo los Celtics llegaron a tener una ventaja de 27 puntos cuando Budenholzer sustituyó a su estrella por su hermano Thanasis a falta de dos minutos de final, con los 19.000 aficionados festejando el triunfo en el TD Garden.

Boston clasificó así a sus cuartas Finales del Este en los últimos seis años y tiene el reto de superarlas y pelear por el título por primera vez desde 2010.

En su última participación en las Finales de conferencia cayeron en 2020 precisamente ante los Miami Heat, que en estas semifinales dieron cuenta de los Philadelphia 76ers de Joel Embiid y James Harden por un global de 4-2.