Dallas, Estados Unidos. El astro Stephen Curry tuvo una noche espectacular para guiar este domingo a los Golden State Warriors en un triunfo de 109-100 sobre los Dallas Mavericks y se pusieron al frente 3-0 en la Serie Final de la Conferencia Oeste de la NBA.

Curry se lució en la cancha con 31 puntos y 11 asistencias, seguido de Andrew Wiggins, quien se desbordó con 27 tantos, y Klay Thompson con 17 unidades y siete capturas.



Por el otro lado, los Mavericks no supieron aprovechar la magia del esloveno Luka Doncic, quien se destapó ofensivamente una vez más con 40 cartones y 11 balones recuperados en la lucha rebotera.



El cuarto juego se disputará el martes en la misma sede del American Airlines Center de Dallas, Texas.

El ganador de este tope enfrentará en la gran final de la NBA al campeón de la Conferencia Este, que disputan los Miami Heat y los Boston Celtics, liderada por los primeros por 2-1.

De los 19 puntos de Klay Thompson, seis de ellos fueron gracias a un par de grandes triples en el último cuarto cuando los Warriors se acercaron a una victoria de regresar a las Finales de la NBA, tres años después del final de una racha de cinco viajes consecutivos que le dieron tres campeonatos.

Entérate más:  Kevin Durant pide a Brooklyn Nets ser traspasado a otro equipo

 

– Warriors buscan la barrida –

 

Golden State, que barrió a Portland en sus finales más recientes del Oeste en 2019 antes de que Toronto ganara el título, buscará la barrida en el Juego 4 el martes en Dallas.

Ningún equipo se ha recuperado de un 3-0 en contra para ganar una serie de playoffs de la NBA.

Los triples fueron un desastre para los Mavericks en una noche difícil en este aspecto, ya que fallaron sus primeros siete y terminaron con solamente 13 de 45 intentos.

Reggie Bullock y Maxi Kleber, dos especialistas de largo alcance de Dallas, fallaron los 12 de sus triples combinados y tuvieron marca de 0-15 en general. Ambos se fueron sin anotar, mientras que Spencer Dinwiddie logró 26 desde el banquillo. Jalen Brunson aportó 20 tantos.

Los Warriors extendieron su récord de la NBA con su serie consecutiva número 26 en la que ganaron al menos un juego fuera de casa.

Entérate más:  Jokic se queda en Denver con el mayor contrato en NBA, Toscano-Anderson a Lakers

Uno de los triples de Dinwiddie puso a Dallas a cinco puntos con 1:15 por jugar, pero Jordan Poole respondió con otro similar desde la banda izquierda justo dentro del último minuto.

El momento más tenso del partido llegó al final de la primera mitad después de que un tiro de esquina de tres puntos de Curry, quien coronó una racha ofensiva de 8-0 que puso a los Warriors al frente por un punto y los ayudó a tomar una ventaja de 48-47 al medio tiempo.

Después una ofensiva de 19-9 en el tercer parcial permitió un despegue de 11 puntos de diferencia (67-56) en el marcador para los ´Guerreros´. Finalmente el parcial terminó a favor de los Warriors 30-21 para comandar el juego en ese momento 78-68 y todo quedó listo para seguir buscando el triunfo.