Seúl, Corea del Sur. El grupo Samsung anunció el martes una inversión masiva por 356.000 millones de dólares en los próximos cinco años, con el objetivo de convertirse en el líder de una amplia gama de sectores, desde semiconductores hasta productos biológicos.

El plan de inversiones traería un «crecimiento de largo plazo en negocios estratégicos y ayudaría a fortalecer el ecosistema industrial de tecnologías cruciales en el mundo», señaló Samsung en un comunicado.



El monto refuerza el plan de 205.000 millones de dólares anunciado el pasado verano.

El plan crearía 80.000 nuevos empleos «principalmente en negocios básicos como los semiconductores y biofarmacéuticos» hasta 2026, agregó el comunicado.



El gigante tecnológico es el mayor conglomerado surcoreano y su producción general es el equivalente a un quinto del producto interno bruto del país.

Su subsidiaria Samsung Electronics es el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes.

Este plan de inversiones contribuiría a «un crecimiento a largo plazo en los sectores estratégicos y ayudaría a reforzar el ecosistema industrial mundial de las tecnologías fundamentales», declaró Samsung.

Entérate más:  Pfizer prorroga hasta 2030 programa para eliminar tracoma, que causa ceguera

El grupo también aseguró que estas inversiones promoverá un «avance la producción masiva de chips basados en el procedimiento 3-nm», última tecnología que permite reducir aún más el tamaño de los semiconductores y aumentar su potencia de cálculo.

El anuncio llegó días después de la visita del presidente estadounidense Joe Biden a la enorme fábrica de semiconductores de Samsung Electronics de Pyeongtaek, que puso de manifiesto el destacado papel de la empresa surcoreana dentro de las cadenas de suministro mundiales de microchips.

Corea del Sur y Estados Unidos deben trabajar para «mantener la resiliencia, la fiabilidad y la seguridad de nuestras cadenas de suministro», declaró Biden, quien dijo que los semiconductores fabricados en el país asiático son una «maravilla de la innovación» y un elemento crucial para la economía mundial.

Samsung emplea a cerca de 20.000 personas en Estados Unidos y está construyendo una fábrica en Texas, cuya apertura está prevista en 2024.