Santo Domingo, RD.- El Ministerio de Salud Pública mantiene activa la vigilancia en puertos, aeropuertos y puntos de entrada internacionales, ante la amenaza de la viruela símica y próximamente dispondrán del protocolo preventivo a seguir en caso de que se notifique la enfermedad, pero hasta el momento en el país no hay reporte de casos sospechosos.

El doctor Ronald Skewes, director de Epidemiología, indicó que la alerta preventiva se activa inmediatamente si existe una amenaza de cualquier enfermedad conforme a lo establecido en el Reglamento Sanitario Internacional y otras normas sanitarias como la Ley General de Salud 42-01.



“Inmediatamente hay amenaza de un evento de salud internacional, automáticamente se activa la alerta preventiva en puertos, aeropuertos y puntos de entrada internacionales y se establecen los protocolos necesarios para advertir cualquier evento” explicó el epidemiólogo durante la acostumbrada rueda de prensa del Ministerio de Salud.

Por su parte, el doctor Víctor Pou Soares, director del Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel “Dr. Huberto Bogaert Díaz”, destacó que las personas que están vacunadas contra la viruela tradicional están protegidas en un 85 por ciento contra esta modalidad de la viruela símica, enfermedad que es menos transmisible.



Entérate más:  Salud dice lote de 3 millones de vacunas Pfizer tiene prórroga de uso hasta octubre

“La vacunación antivariólica previa ha resultado también muy eficaz para prevenir la viruela símica. No hay un tratamiento específico, pero existen vacunas para tratar la enfermedad, de la cual se omite el nombre del fármaco por razones de seguridad para que las personas no se automediquen, pero quien desarrolle el virus debe mantenerse en aislamiento por un periodo de 21 días”, indicó Pou Soares.

El virus
La viruela símica es rara una zoonosis viral (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas), que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos grave, pero tiene una propagación secundaria limitada a través de la transmisión de persona a persona.