Los hombres son sensibles a las caricias gracias a las zonas erógenas que tienen en todo su cuerpo. Por eso es importante que conozcas a la perfección cuáles son esos puntos que lo encienden y así llevar a tu pareja al máximo placer.

Esta información te permitirá tener control y seguridad en el sexo, porque vas a ir viendo cómo él se enciende mientras pones en práctica tus movimientos. La psicóloga y experta en sexología, Ana Simó, asegura que en nuestro país a estas zonas no se les saca tanto provecho, pues estamos acostumbrados a que la persona se vaya directo a los genitales y a las partes que se muestran en las películas: boca, cuello, vagina, pene, nalgas o senos.



La especialista plantea también que es muy común en nuestro país que la mujer sea acariciada mientras el hombre no, porque él generalmente es muy específico y limita las zonas a las que su pareja puede acceder, sin saber que hay muchas partes de su cuerpo que tienen terminaciones nerviosas donde puede excitarse más.

Las 5 principales zonas erógenas masculinas, de acuerdo a una publicación en Diario Libre:



Estos son los puntos más comunes y permitidos por los hombres:

Entérate más:  Sugerencias para prevenir y controlar los dolores de cabeza

La lengua: esta es una de las zonas donde los hombres mayor placer sienten y, al igual que en el pene, al hombre le gusta ser succionado por la lengua.

La nuca: a diferencia de las mujeres, que se excitan por el cuello, a ellos les gusta ser tocados más por la nuca.

Las tetillas: estas zonas, cuando son descubiertas, son pedidas una y otra vez, porque luego que se es consciente del placer que se puede sentir, ellos no querrán dejarlas fuera.

La entrepierna: ¿has tocado a tu pareja solo en medio de sus dos piernas? ¡¡¡Esto les encanta!!!

Los testículos: esta es una de las zonas más importantes, pero recuerda que las caricias deben ser suaves (usa la yema de tus dedos) porque es una zona extremadamente sensible.

Zonas de placer y zonas de relajación

La especialista afirma que así como hay zonas de excitación hay zonas de relajación y estas no deben ser confundidas para evitar el uso inapropiado de las caricias .

Otro punto importante al referirse al contacto de las zonas erógenas de tu hombre, es que no debes limitarte a tocarlo solo con los dedos, también puedes usar los pies, la lengua, los labios, el cabello y hasta el olfato.

Entérate más:  Si tienes una de estas condiciones médicas deberías evitar beber cerveza

Otras zonas de excitación masculina

Los pies, la espalda, la palma de la mano, los glúteos y el ano son otras zonas en las que los hombres sienten gran excitación, aunque no todas muy aceptadas por limitaciones culturales. Otras zonas no tan tangibles, pero de excelencia erógena, son la boca, los gemidos, las palabras, el cambio de respiración, el cambio de la piel, el cambio de los pezones, todas estas expresiones hacen que la pareja vaya engrapándose y con el tiempo tenga una mejor respuesta sexual.

¿Cómo descubrir las zonas erógenas?

Es muy importante que en el proceso de exploración se escuchen, se sientan y tengan su cuerpo a la temperatura correcta para despertar esas zonas de excitación. También las palabras y los olores naturales funcionan como excitantes naturales.

Siempre explora a tu pareja

No te bañes antes del acto

No uses velitas de aromas o incienso

No pongas música a todo volumen

No uses cremas, ni aceites.