Santo Domingo.- El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, Juan Pablo Uribe, informó que se están cobrando 8.5 millones de pesos para restaurar el Monumento a los Héroes del 30 de Mayo, ajusticiamiento al dictador Trujillo, que no se deterioró en un «abracadabra» sino por la falta de mantenimiento de años.

Aclaró que el remozamiento y curaduría del momento, que es una obra de arte, no es responsabilidad de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias sino del Ayuntamiento del Distrito Nacional que están remozando el malecón donde está el monumento en la autopista 30 de mayor.



Explicó que como la alcaldesa Carolina Mejía tiene un proyecto de todo el malecón que incluye el momento por lo que se le acercó a la Fundación Silvano Lora, que dio el permiso.

De acuerdo a Zolfm, Juan Pablo Uribe precisó que como el monumento es una obra de arte está a cargo de la Fundación Silvano Lora a la cual hay que pedirle permiso.



Puntualizó que entonces una persona, el ceramista, que utilizó Silvano Lora, cuyo nombre no recuerda, que fue el ayudante artístico de Lora, está cobrando 8.5 millones de pesos para la labor de curaduría y remozamiento del monumento.

«Primero estaba cobrando como 10 millones, después bajó a 8.5 de pesos. Tengo entendido que la alcaldía le hizo una propuesta que él no ha aceptado, y dijo textualmente: que si le ponen la mano a ese momento él va a actuar de manera judicial», acotó.

A si hay derecho de propiedad exclusiva, el presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias respondió que es una obra de arte.

Entérate más:  Un nuevo golpe: Aumentan tarifas en colegios para próximo año escolar

De si el trabajo no lo podía hacer otras personas, Juan Pablo Uribe manifestó que eso lo estaba diciendo por primera vez porque la noticia surgió hace unos días.

Sostuvo que manifestó que ese es monumento público y que aunque no es abogado planteó que se accione judicialmente, y que se le hizo una propuesta económica y que el artista no la acepta.

«Él quiere 8.5 millones de pesos. Y reitero ha amenazado con acción pública al monumento», indicó.

Expresó que esa es la situación que hay por lo que se debe hablar con la alcaldía sobre el monumento.

Juan Pablo Uribe manifestó que es partidario de que le meta mano porque «¿Qué vaina es? ¿Cuál es el problema?.

El funcionario enfatizó que aunque es verdad que la gente vive de su trabajo, pero «!Coño!» no se puede abusar por lo que a eso hay que meterle mano y que lo está diciendo como presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias.

«Lo estoy diciendo responsablemente. ¿Cuál es el problema? ¿Cuál es la vaina?, vamos a meterla la mano a esos, y ya. Dizque amenazando que justicia, case yo cuanto, no, vamos arriba», expuso.

Expresó que Silvano Lora de la fundación dio el permiso, pero si es que Silvano Lora y el artista registraron esa obra, por lo que esa parte no la entiende.

Juan Pablo Uribe reiteró que Efemérides Patrias no tiene responsabilidad en la restauración del Monumento a los Héroes del 30 de Mayo, ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, por lo que los dicen que debe ir con fundas de cementos para remozarla, y que no es así, porque además eso es una obra de arte por lo que habla de «curaduría».

Entérate más:  Roberto Álvarez presenta candidatura

«Porque es una obra de arte porque usted no va agregarle y quitarle nada sino a curarla, a preservarla. Y que lo ideal sería que se utilice el artista, el ceramista, que utilizó Silvano Lora. Ahora es el único que puede hacerlo, claro que no. Ahora él está amenazando judicialmente, bueno, pero es un patrimonio público», indicó.

Concluyó que hay una decisión puntual de la alcaldesa Carolina Mejía de curar, restaurar y remozar ese monumento, y que esa es la realidad.

Se la preguntó por el deterioro del monumento a propósito del 61 aniversario este lun 30 de mayo del ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, en 1961, cuando se dirigía a San Cristóbal.

El martes 30 de mayo de 1961, a las 9:45 de la noche, en el kilómetro 9 de la carretera de Santo Domingo a San Cristóbal, el auto en el que viajaba Trujillo fue ametrallado en una emboscada urdida por Modesto Díaz, Salvador Estrella Sadhalá, Antonio de la Maza, Amado García Guerrero, Manuel «Tunti» Cáceres Michel, Juan Tomás Díaz, Roberto Pastoriza, Luis Amiama Tió, Antonio Imbert Barrera, Pedro Livio Cedeño y Huáscar Tejeda.

El vehículo recibió más de 60 impactos de bala de diversos calibres, de los cuales siete impactaron el cuerpo del dictador causándole la muerte. Su chófer, Zacarías de la Cruz, recibió varios impactos, pero no perdió la vida, aunque fue dado por muerto por los ajusticiadores.