Amber Heard se tomará un descanso en el desierto luego del juicio con su exesposo Johnny Depp, quien la demandó por 50 millones de dólares en un caso de difamación. Así lo han revelado medios internacionales.

La actriz, de 36 años, planea mudarse a la ciudad de Joshua Tree en California, conocida por su población hippie y su vida silvestre, una vez que se conozca el fallo. Tras los alegatos finales, se espera que el jurado anuncie su veredicto esta semana.



Heard y su hija Oonagh se mudarán a una propiedad de 1 millón de dólares, que cuenta con tres dormitorios. Una fuente cercana a la estrella de Hollywood habló con el diario británico The Mirror sobre la decisión de la actriz de abandonar Los Ángeles. “A Amber le encanta pasar tiempo en el desierto. Es el único lugar donde puede alejarse de todo. Está realmente conectada con la comunidad artística de allí”, indicó el informante.

Entérate más:  Murió el legendario merenguero Musiquito

En el último día del juicio, la actriz de “Aquaman” dijo: “Quizás es fácil de olvidar, pero soy un ser humano”. Sentada en el estrado, también denunció que sufre amenazas de muerte por parte de los fans del actor. “La gente quiere matarme y me lo dicen todos los días”, dijo Heard. “La gente quiere poner a mi bebé en el microondas”, afirmó.



Depp demandó a su exesposa por 50 millones de dólares a raíz de una columna que ella escribió en 2018 para The Washington Post, en la que no lo nombra, pero se describe a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. Heard, por su parte, presentó una contrademanda, solicitando 100 millones de dólares de indemnización.

En noviembre de 2020, Depp perdió su demanda por difamación en el Reino Unido contra el tabloide The Sun por llamarlo “golpeador de esposas”.