La Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional rechazó este martes una solicitud de puesta en libertad interpuesta por el exprocurador general Jean Alain Rodríguez Sánchez, principal imputado del expediente por corrupción administrativa derivado de la Operación Medusa.

“Justamente la razón que ha tomado esta Segunda Sala de la Corte de Apelación para mantener la medida de coerción impuesta en contra del imputado Jean Alain Rodríguez, es la obstrucción de la justicia”, explicó el procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).



Resaltó que la Corte, integrada por los jueces Isis Muñiz Almonte, Luis Omar Jiménez Rosa y Rosalba Gariz, tomó la decisión atendiendo a que el Ministerio Público “depositó en el día hoy, en el tribunal, evidencia de las actuaciones de miembros de esa defensa para intimidar y amedrentar a testigos”.

Indicó que “eso es muestra de la desesperación que tiene esta defensa frente a la inminente acusación que habrá de venir en los próximos días”.



Camacho enfatizó que, como parte de las investigaciones de la Operación Medusa, el Ministerio Público “ha identificado una estructura de soborno y extorsión sin precedentes en la historia de la República Dominicana”.

Entérate más:  Todo sobre el Festival de la Cosecha Constanza 2022

Calificó la estructura de corrupción administrativa montada por los encartados en la Operación Medusa como “algo simple y llanamente escandaloso, eso se podrá ver en la acusación y eso que hace esta defensa (la intimidación de testigos) es una muestra de miedo ante lo contundente de las pruebas que tenemos en este proceso”.

Rechazó afirmaciones de la defensa del imputado respecto al proceder del Ministerio Público. “Eso es simple y llanamente una especulación de la defensa, lo que tiene el Ministerio Público es muchas personas colaborando en este proceso e información de la que se entera la defensa, sabiendo además por las líneas que van esas colaboraciones y que simple y llanamente cuando se presente la acusación ellos no tendrán posibilidad jurídica de sobreponerse de los hechos que van a venir en la acusación”, dijo.

Camacho estuvo acompañado por los fiscales Emmanuel Ramírez y Miguel Collado.

De acuerdo al expediente del Caso Medusa, el exprocurador Rodríguez Sánchez y los imputados integraban una red criminal de corrupción que operó desde la Procuraduría General de la República en el período 2016-2020 y que, según estimaciones preliminares, estafó al Estado dominicano con más de 6 mil millones de pesos.

Entérate más:  Educación no puede eliminar Pruebas Nacionales

Rodríguez Sánchez, Forteza Ibarra y el exdirector administrativo, Jonathan Joel Rodríguez Imbert, cumplen prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres.

La ingeniera Jenny Marte Peña, exencargada de Proyectos, cumple arresto domiciliario, al igual que los ex subdirectores administrativos Alfredo Alexander Solano Augusto y Altagracia Guillén Calzado, así como Rafael Antonio Mercedes Marte, exdirector de Contabilidad.

El proceso también se sigue contra el exasesor Miguel José Moya, a quien le fue impuesta una garantía económica de un millón de pesos en modalidad de contrato con compañía aseguradora, impedimento de salida y presentación periódica.

Igualmente, involucra a Rafael Stefano Canó Sacco, el exjefe de Gabinete del exprocurador Rodríguez Sánchez, quien fue arrestado en España el pasado año y se solicitó su entrega a República Dominicana.

El órgano persecutor de la corrupción administrativa les imputa la violación a los artículos 123, 124, 166, 167, 265, 266 y 405 del Código Penal, que describen y sancionan la coalición de funcionarios, prevaricación, asociación de malhechores y estafa contra el Estado, entre otras normas.