El Primer Tribunal Colegiado de Santiago de los Caballeros condenó a la pena de 30 años de reclusión a dos hombres hallados culpables de asesinar a Pedro Ezequiel Veras Quezada un conductor de una plataforma de transporte privado, a quien asestaron golpes con un tubo de metal, para quitarle su vehículo y otras pertenencias.

Los magistrados Juan Carlos Colón, Sergio Augusto Furcal y Claribel Mateo acogieron el pedimento del órgano de la acusación y las pruebas sobre la responsabilidad de los procesados en los hechos.



La fiscal Jenniffer Rodríguez detalló que contra los victimarios pesan los cargos de asociación de malhechores, homicidio y robo con violencia, crímenes que describe y sanciona el Código Penal en sus artículos 265, 266, 295, 304, 379 y 382.

En su relato de la teoría fáctica, la fiscal litigante refirió que el cuerpo del taxista fue hallado el 28 de mayo de 2020, dos días después de que le dieran muerte, entre unos matorrales de La Barranquita, en el sureste de Santiago. Explicó que la víctima tenía trauma contuso y severo en la cavidad encefálica.



Entérate más:  Cumbre del G7 se abre con nuevas sanciones y un llamado a la unidad

Las pruebas que aportó el Ministerio Público contra Anthony Rodríguez, alias El Pelotero, y Escarling Hidalgo Molina fueron contundentes para que los jueces les impusieran la condena, por el crimen contra Pedro Ezequiel Veras Quezada.

Indica la teoría de los hechos que Anthony Rodríguez solicitó por teléfono el servicio de taxis, a lo que Veras Quezada respondió presentándose a bordo del carro Kia, modelo K5, color gris, del que más tarde lo despojarían.

Los dos hombres lo golpearon en la cabeza y otras partes del cuerpo y lo arrastraron hasta unos matorrales. De allí huyeron a bordo del vehículo, el celular y otras pertenencias del afectado.