Ante la desesperación de la ciudadanía por el alto nivel de delincuencia que en los últimos días mantenía en zozobra a las personas, el gobierno estableció, el pasado 2 de junio, un patrullaje mixto que tenía como objetivo contrarrestar los actos delictivos que marcaban el día a día de los comunitarios.

Como consecuencia, los asaltos y robos se habían aplacado, de manera que eran pocas las quejas por atracos que se escuchaban, sin embargo en la última semana ha vuelto a resugir los diferentes crímenes que activa la inseguridad en la población.



De acuerdo a Arisleidy Santos en el portal NDigital, através de las redes sociales se han difundido diferentes videos que muestran algunos atracos que ocurren en distintas partes del país, pese a que el gobierno había establecido medidas para que esto tuviera un alto.

15 de junio.



Madre e hija fueron encontradas muertas tras haber sido víctimas de asalto y ser despojadas del dinero de un prestamo que recién habían cobrado en bajos de Haina.

Entérate más:  Un nuevo golpe: Aumentan tarifas en colegios para próximo año escolar

Uno de los casos que se notificó ese día fue el asalto a un negocio de expendio de bebidas alcoholicas, en la Jacobo Majluta, donde dos personas asaltaron al presunto personal de seguridad del local, quien mató a uno de los asaltantes y el otro emprendió la huida.

Además, de las denuncias por robo a una banca de lotería que se realizó en Yásica, Puerto Plata, donde el director de la Junta Distrital de la provincia se encontraba involucrado.

Estos actos y otros muchos más ponen en evidencia el fracaso que ha tenido la medida de patrullaje mixto que el presidente de la República, Luis Abinader impuso para contrarrestar la delincuencia y devolver la seguridad ciudadana.

Sobre el patrullaje mixto.

El 2 de junio el presidente Luis Abinader ordenó un patrullaje mixto que consistía en que miembros de la Policía Nacional y la Fuerzas Armadas se mantendrían vigilando los principales sectores del país con el objetivo de enfrentar la delincuencia.

Por vía aérea, un helicóptero mantenía la vigilancia, mientras que por tierra un vehículo de motor se encargaba de rondar las zonas.

El presidente atribuyó el repunte de la delincuencia a la reapertura que siguió al confinamiento y también “a los golpes” que su administración está dando al narcotráfico, lo que ha provocado reacciones del microtráfico “y de sectores delictivos” de los barrios pobres.