No sólo las mujeres embarazadas deberían abandonar el consumo de la cerveza. Diario Libre hizo un listado de otras personas deberían reducir o evitar el consumo de esta bebida altamente popular.

Enfermedad hepática: el alcohol daña al hígado más que ninguna otra bebida. Las personas que tengan esta enfermedad deberían suprimir el consumo de la cerveza. Beber alcohol puede empeorar la enfermedad hepática y aumentar el riesgo de cáncer de hígado.



Afecciones cardíacas: según una investigación dirigida por un equipo del Hospital General de Massachusetts y el Instituto Broad del MIT y Harvard, hay aumentos en el riesgo cardiovascular al pasar de cero a siete tragos semanales de cerveza.

Hipertensión: cuando se bebe por encima de un consumo moderado, el alcohol puede elevar la presión arterial en varios puntos.



Diabetes: se deben tener consideraciones importantes para beber alcohol de forma segura.

Afecciones neurológicos: en algunos trastornos, el consumo de alcohol podría empeorar las condiciones.

Entérate más:  Cuál es la duración promedio de una relación sexual