El ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, anunció el jueves la llegada de sistemas de lanzamiento de misiles de alta precisión estadounidenses Himars a Ucrania, reforzando así el arsenal militar de su ejército para hacer frente a la invasión rusa.

«Los Himars llegaron a Ucrania. Gracias a mi colega y amigo Lloyd Austin (su homólogo estadounidense) por estas potentes herramientas», se congratuló Reznikov en un mensaje en Twitter, junto a una imagen del sistema de lanzacohetes móvil instalado en vehículos blindados ligeros.



El ministro afirmó que este verano iba a ser «el último» para algunos de los ocupantes rusos, sin precisar cuántos lanzacohetes recibió Ucrania.

Estados Unidos anunció a principios de junio que iba a entregar a Ucrania el sistema Himars, que tiene un alcance de 80 kilómetros.



Este sistema no es de largo alcance, pero tiene la ventaja de ser muy preciso, superior al arsenal de los rusos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, había indicado que este sistema de misiles permitiría a Ucrania golpear objetivos clave en el campo de batalla de una forma más precisa, asegurando que no será utilizado contra el territorio ruso.

Entérate más:  Duterte, inmunidad casi segura al dejar la presidencia de Filipinas

Desde el inicio del conflicto, el presidente estadounidense guarda cautela de no entregar armas que pudieran colocar a su país en una situación de cobeligerante.