Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y exasesor de Donald Trump, fue golpeado el domingo en la espalda por un empleado de un supermercado en Nueva York en el que su hijo Andrew Giuliani celebraba un acto electoral de su campaña para gobernador del estado, según denunció el político y abogado.

“Recibí un golpe en la espalda, como si me golpearan con una roca”, dijo Giuliani en una rueda de prensa celebrada este lunes a través de su página de Facebook.



Giulani explicó que el golpe le hizo dar uno o dos pasos hacia adelante, antes de agregar: “No me derribó, pero me dolió tremendamente”.

Según el político, el agresor lo insultó y le dijo que era un “asesino de mujeres” y que su partido, el Partido Republicano, también mataba mujeres.



El asaltante, identificado como Daniel Gill, de 39 años, fue acusado de agresión en segundo grado, según la Policía, informaron medios locales.

Entérate más:  Preocupación internacional por ataques cerca de central nuclear ucraniana

“Esto tiene que parar. Hay que parar -podría haber sido mucho peor- esta idea de que se ataque a la gente porque, en mi caso, estoy en contra del aborto y soy respetuoso con la postura de otras personas”, dijo el polémico abogado.

En este sentido, pidió que el asaltante reciba una pena “ejemplarizante” porque, según él, “las cosas han ido demasiado lejos en el país”.

“Creo que si se deja libre al señor Gill, muchas más de estas personas locas a favor del aborto van a comenzar a atacar a la gente”, dijo hoy Giuliani en una rueda de prensa en su página de Facebook.

La última controversia protagonizada por Giuliani se remonta al pasado 13 de junio, cuando el exjefe de campaña de Trump, Bill Stepien, y el que fuera portavoz de esa operación política, Jason Miller, declararon ante el comité legislativo que investiga el asalto al Capitolio que el exalcalde de Nueva York estaba “definitivamente ebrio” la noche de las elecciones de 2020 e instó en repetidas ocasiones al entonces presidente Donald Trump a proclamar la victoria sin que el escrutinio hubiera terminado.