Londres, Reino Unido. Las dos referencias mundiales del petróleo cayeron un 5%, tocando niveles similares a los que tenían al comienzo de la invasión rusa de Ucrania, en un contexto de temor a una recesión y de inflación récord en Estados Unidos y en la eurozona.

A las 14H15 GMT, el barril de Brent del mar del Norte, para entrega en septiembre, perdió 3,67%, a 95,93 dólares, mientras que el barril de West Texas Intermediate (WTI) estadounidense, para entrega en agosto, cayó 4,40%, a 92,04 dólares.



Los temores de una desaceleración de la demanda anularon las ganancias registradas después de la invasión de Rusia, iniciada el 24 de febrero, cuando los precios del crudo se propulsaron a niveles nunca vistos desde la crisis financiera de 2008.

Las dos referencias mundiales del crudo volvían así a los niveles anteriores a la invasión de Ucrania, cuando el Brent valía entre 95 y 99 dólares el barril y el WTI se intercambiaba entre 90 y 94 dólares el barril.



Entérate más:  Hubieres pide someter a la justicia personas desmantelan vehículos en Canódromo

El jueves, la Comisión Europea rebajó sus previsiones de crecimiento en la zona del euro para 2022 y 2023 al 2,6% y el 1,4%, respectivamente, frente al 2,7% y el 2,3% previstos hasta ahora, debido al impacto creciente de la guerra en Ucrania.

La inflación, por su parte, se propulsó a niveles máximos históricos, con un aumento de los precios al consumo estimado en 7,6% en 2022 y 4% en 2023, frente a 6,1% y 2,7% antes, según las previsiones de Bruselas.

En Estados Unidos, los precios volvieron a subir en junio, cuando la inflación alcanzó 9,1%, su nivel más alto desde noviembre de 1981.